Jornada

Los expertos dicen que la intervención en la banca evitó lo peor

El economista jefe del BBVA, José Luis Escrivá, afirmó hoy que la intervención de los Gobiernos en la banca "ha evitado lo peor" y alertó de los posibles "riesgos colaterales" de la inyección de liquidez, cuya solución también depende de los "Estados y de las entidades financieras".

Escrivá hizo estas declaraciones durante su intervención en la jornada 'El impacto del nuevo orden mundial para el sistema financiero español y la economía real' organizada por el Instituto de Empresa (IE) y la Asociación Española de Ejecutivos de Finanzas (AEEF).

El ejecutivo del BBVA explicó que la intervención de los bancos centrales en las entidades financieras "ha evitado el colapso del sistema de pagos" y afirmó que a día de hoy, "los mercados interbancarios no funcionan". "El mercado financiero internacional será poco dinámico", afirmó.

Como medidas para luchar contra la recesión global, Escrivá apostó por poner "el énfasis" en los problemas de financiación de la economía, así como implementar estímulos de política monetaria y fiscal que "den esperanzas".

Por su parte, el director en España del Royal Bank of Scotland, Juan Carlos García Centeno, recordó que el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que aún falta un ajuste "adicional" de la banca de entorno a los 73.250 y 87.900 millones de euros (100.000 y 120.000 millones de dólares).

Respecto a España, García Centeno apostó por utilizar el fondo de adquisición de activos financieros dispuesto por el Gobierno "para pagar la deuda de los ayuntamientos e inyectar así directamente liquidez en las empresas", así como, "exenciones fiscales" para las empresas que inviertan en I+D+I.

El experto alertó de que si se produce mucha inflación, el Estado tendría que aplicar medidas para "retirar liquidez del sistema". García Centeno estimó una "fase recesiva" para 2009, que se recuperará a partir del segundo semestre de 2010.

Wall Street, epicentro del seismo

El presidente de AEEF, Emilio Ontiveros, matizó que la actual crisis financiera es la primera de la historia con "Wall Street como epicentro del seísmo", lo que ha puesto de manifiesto que "el binomio codicia y estupidez no sólo afecta a los pobres".

Ontiveros defendió la ayuda estatal a los bancos "porque las economías modernas descansan en ellos", y afirmó que se producirán más nacionalizaciones "puras y duras" de entidades financieras, así como "procesos de reestructuración bancaria".

Por último, el profesor de economía del IE, Rafael Papillón, afirmó que si las familias y las empresas "no gastan", quien tiene que "tomar el relevo es el Gobierno". "España debería continuar con su política de endeudamiento", declaró el experto, que estimó la salida de la crisis "durante 2011", con un crecimiento anual de "entre el 2% y el 2,5%".