Mercados

Rebote de las Bolsas tras el rescate de las hipotecarias en EE UU

Del pesimismo a la euforia. El rescate de las dos mayores sociedades hipotecarias de EE UU fue ayer la excusa perfecta para que el Ibex 35 recuperara de golpe un 3,72%, después de haberse dejado un 6% entre el jueves y el viernes de la pasada semana. Se trata de la segunda mayor subida del año. Aun así, los expertos creen que las dudas sobre la economía y la crisis de liquidez que atenaza al sector financiero seguirán pesando como una losa sobre la renta variable.

Rebote de las Bolsas tras el rescate de las hipotecarias en EE UU
Rebote de las Bolsas tras el rescate de las hipotecarias en EE UU

Era una decisión esperada, pero no por ello dejó de festejarse por todo lo alto entre los inversores. El rescate de Fannie Mae y Freddie Mac, gestado el pasado fin de semana por las autoridades estadounidenses, sirvió ayer de revulsivo para los alicaídos índices bursátiles. Esta medida de emergencia zanja las especulaciones sobre una posible quiebra de ambas sociedades hipotecarias, que aglutinan el 46% de los créditos de vivienda de los norteamericanos, y frena el riesgo de una crisis de todo el sistema financiero, uno de los principales lastres de la renta variable de los últimos meses.

Por ello, los bancos se tomaron ayer la revancha como artífices de las subidas, con ganancias que en el caso de los españoles llegaron a rebasar el 6%. Gracias a este impulso, y con el respaldo del resto de los pesos pesados de la Bolsa como Telefónica o Iberdrola, el Ibex 35 se anotó una subida del 3,72%, la segunda mayor en ocho meses. Cerró en 11.554,2 puntos, con lo que marca distancias con el mínimo marcado el viernes en 11.139,7 puntos, su cota más baja en más de dos años. En el resto de Europa, los avances oscilaron entre el 2,22% del mercado alemán y el 3,92% del londinense. Wall Street calmó en cierta medida la euforia al registrar una apertura alcista más moderada de lo esperado, con el desplome de Fannie Mae y Freddie Mac como telón de fondo. De hecho, durante la jornada el Ibex llegó a subir un 4,65%. Al final, el Dow Jones remontó un 2,58%, el S&P un 2,05% y el Nasdaq, un 0,62%.

Los expertos, sin embargo, consideran que buena parte del rebote se debe a las fuertes caídas sufridas la pasada semana -entre el jueves y el viernes, el Ibex 35 cedió un 6%- y añaden que lo más aconsejable es seguir siendo prudente en un escenario en el que todo apunta a que las principales economías están al borde de entrar en recesión. Como muestra, el reducido volumen de contratación para la magnitud de la subida: ayer se negociaron 3.672 millones de euros, frente a una media diaria en septiembre de 3.217 millones.

La titubeante apertura de Wall Street desinfla parte de las subidas en Europa

'Mantener la liquidez en el mercado hipotecario es fundamental para propiciar una futura recuperación de la economía y normalización de los mercados financieros. La decisión de ayer es, sin duda, muy positiva en términos de eliminar incertidumbres. Pero los problemas actuales son muy complejos y numerosos', explica José Luis Martínez, estratega de Citi en España.

De cualquier modo, los analistas opinan que la recuperación de los índices no supone un cambio de la tendencia de fondo, que continúa siendo bajista, y señalan que hasta que el Ibex no rebase con holgura la resistencia de los 12.000 puntos se moverá entre esta cota y los 11.000 puntos.

En Urquijo Bolsa consideran que la intervención de Fannie Mae y Freddie Mac es positiva en el corto plazo por la estabilidad que aporta a los mercados financieros, pero esperan que el movimiento será limitado. 'Las Bolsas, tras disfrutar del rebote, podrían comenzar a descontar las razones que han llevado al Tesoro a intervenir, y éstas son la mala situación de los mercados financieros, que les impide corregirse por sí mismos, y el panorama económico de fuerte desaceleración', señala Urquijo en un informe.

Mínimos del euro

El dólar, por su parte, logró arañar otro 1% al euro, que se deslizó hasta su cambio más bajo desde hace más de un año, en una jornada muy volátil en la que la divisa estadounidense marcó una brecha superior al 2% entre el máximo y el mínimo del día. A última hora de la tarde, el billete verde cotizaba a 1,414 dólares por euro, con lo que en sólo ocho días acumula ya una remontada del 4%.

La otra cara de la moneda de la remontada de las Bolsas fue la tónica bajista en los mercados de bonos, que hasta ahora habían servido de refugio a los inversores. La rentabilidad del bono español a diez años, que se mueve en sentido inverso a los precios, se situó en el 4,49%, frente al 4,42% del pasado viernes.