Supervisión bursátil

La CNMV elabora una lista de operaciones sospechosas de manipulación de mercado

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha establecido en un documento una relación de operaciones sospechosas de causar un "abuso de mercado" y ha instado a las empresas de servicios de inversión y entidades de crédito a disponer del personal y medios necesarios para identificarlas.

El organismo supervisor también ha establecido varios criterios y directrices para detectar y comunicar operaciones sospechosas con la intención de facilitar la interpretación de la normativa ad hoc.

Respecto a estos criterios, la CNMV rechaza el uso de "parámetros cuantitativos" que determinen cuando una operación es sospechosa, al tiempo que ha señalado que "considerará contrarias a la normativa las comunicaciones generalizadas", dado que está más interesada en la calidad que en la cantidad de las comunicaciones.

La CNMV también ha indicado que las entidades "no sólo comunicarán las transacciones que consideren sospechosas en el momento de su realización, sino también todas aquellas que tengan tal consideración con posterioridad, a la luz de los sucesos o información posterior".

Además, recomienda que las entidades comuniquen las operaciones rechazadas por ser sospechosas y añade que la obligación de comunicar este tipo de operaciones se extiende a todos los instrumentos financieros, incluidos los derivados, que se realicen en mercados regulados, otros mercados organizados u operaciones OTC.

Tres posibles operaciones sospechosas

El documento recoge tres tipos de indicios de operaciones sospechosas: las referentes a abuso de mercado, las de información privilegiada y las de manipulación del mercado.

En el caso de las operaciones sospechosas de abuso de mercado el organismo presidido por Julio Segura insta a sospechar de la concentración inusual de transacciones en un valor concreto, la repetición inusual de una transacción entre un pequeño número de clientes en cierto periodo de tiempo y la concentración inusual de transacciones y órdenes con un único cliente o con las distintas cuentas de valores de un cliente o con un número limitado de clientes.

Respecto a las posibles operaciones con información privilegiada, la CNMV recomienda investigar comportamientos de inversores considerados atípicos. A este respecto señala a operaciones de clientes que abren una cuenta e inmediatamente dan una orden para realizar una transacción significativa, inversores que normalmente invertían en fondos y los liquidan para adquirir un determinado valor o la negociación inusual de un valor antes y después de la publicación de una noticia relevante.

Además, destaca una operativa significativa de los principales acciones o de personas vinculadas con ellos antes de hacerse pública información relevante, el cliente que solicita la inmediata ejecución de una orden sin importarle el precio al que se ejecutará o las transacciones de las cuentas de los propios empleados y órdenes relacionadas realizadas justo antes de las transacciones y órdenes de los clientes sobre los mismos instrumentos financieros.

En lo que respecta a posibles indicios de manipulación del mercado, la CNMV apunta a transacciones dirigidas a modificar precios o el volumen de un valor.

El documento, aprobado por el comité ejecutivo de la CNMV el pasado 24 de junio y publicado en el web del supervisor bursátil, constituye un paso más en la consecución de los objetivos de la Iniciativa contra el Abuso de Mercado (ICAM) e incorpora los comentarios y observaciones recibidos durante el periodo que estuvo a consulta pública.