_
_
_
_
_
Tendencias

Dos años de oportunidades para trabajar en el extranjero

La empresas ampliarán el número de ejecutivos expatriados en los próximos 24 meses

Las empresas coinciden en que es una tendencia al alza. La necesidad de contar con ejecutivos expatriados crece en la mayoría de las organizaciones y el 71% de ellas asegura que las asignaciones internacionales se incrementarán durante los próximos dos años. æpermil;sta es una de las conclusiones que se desprenden del IV Estudio sobre prácticas y tendencias de compensación en las asignaciones internacionales elaborado por la consultora Mercer.

Los principales motivos por los que surge la necesidad en las compañías de enviar a sus trabajadores al extranjero son, según el informe, la apertura y desarrollo del negocio en el entorno internacional así como el control de las áreas clave para la empresa. La falta de profesionales en el lugar de destino o el desarrollo de los profesionales de la empresa son otras de las causas de esta movilización laboral. 'Los perfiles más técnicos, como los técnicos e ingenieros para la transferencia de know-how, están tomando más presencia en las asignaciones internacionales', resalta Rafael Barrilero, socio de Mercer.

Países de destino

Latinoamérica, entre los principales destinos de los directivos de las compañías españolas

En cuanto a los destinos más frecuentes, Latinoamérica ha sido uno de los que ha sufrido un mayor incremento en los últimos años (ha aumento un 11%), éste, junto a la Unión Europea y Norteamérica son los lugares más comunes a los que viajan los expatriados de las multinacionales españolas.

A la hora de enviar fuera a sus empleados, las compañías aseguran que el incremento de los costes suele ser una de las principales dificultades en los procesos de asignaciones internacionales, seguido por la gestión de la carrera profesional. Los aspectos fiscales y los canales de comunicación suelen ser, en ocasiones, impedimentos para la repatriación de los empleados de las empresas españolas.

En cuanto a los aspectos a externalizar en los procesos de asignaciones internacionales, el estudio destaca que los más utilizados son el asesoramiento fiscal, los trámites administrativos y de inmigración, la formación en idiomas y los servicios de reubicación en el destino. La movilización laboral de los trabajadores españoles, según han destacado los expertos en muchas ocasiones, es algo que cuesta conseguir a muchas compañías. Sin embargo, siempre hay gente que, en las condiciones adecuadas, está dispuesta a vivir una experiencia profesional temporal en el extranjero. Para ello, las organizaciones deben hacer a sus empleados ofertas lo suficientemente atractivas.

Según el estudio de Mercer, la mitad de las compañías consultadas considera la asistencia al cónyuge en sus políticas o prácticas de expatriación, lo que representa un aumento del 29% con respecto al estudio anterior. 'La pareja juega un papel fundamental en las expatriaciones. Alrededor del 68% de las empresas otorga clases de idioma y un 60% asistencia a través de un consejero profesional para la búsqueda de empleo', señala Barrilero. 'Además, un 19% ofrece asesoramiento en la nueva cultura', añade.

Además, entre los incentivos, un elevado porcentaje de empresas otorga una prima de expatriación, proporciona ayuda para la vivienda, cubre los gastos de educación de los hijos y, dependiendo del nivel del empleado, otorga automóvil para uso personal y profesional.

Otra de las tendencias que se observan en el estudio de este tipo de políticas empresariales es que aumentan aquellas de más corta duración, en cuyo caso las compañías designan a sus trabajadores como desplazados. Entre las prácticas de las asignaciones de larga duración el home country approach (diferencial de coste de vida) sigue siendo la más habitual.

¿Preparadas para traerlos de vuelta?

Uno de los problemas que surgen en muchas compañías a la hora de gestionar sus asignaciones internacionales llega en el momento de la repatriación de los suyos.El informe sobre los trabajadores expatriados de las multinacionales españolas elaborado por la consultora Mercer, destaca que el 86% de las organizaciones cuentan con un modelo 'algo formalizado' de gestión de sus profesionales expatriados. Sin embargo, este porcentaje se reduce al 50% si se habla de las políticas de repatriación de los empleados. Pero aunque parezca que traerlos de vuelta es lo más complicado, los datos señalan que un 30% regresa a un puesto de similares características que antes de emprender el viaje al extranjero. Además, un 22% de los trabajadores vuelve en unas condiciones superiores a las de su partida. Desde la consultora establecen como conclusión a destacar que 'más de la mitad de los casos se realiza una negociación individual en el momento del regreso', afirma Rafael Barrilero, socio Mercer.æpermil;ste es veces el principal temor de muchos ejecutivos en el momento de aceptar un oferta de estas características. Marcharse puede parecer más fácil que volver y muchos profesionales utilizan esta práctica laboral para dar un salto en su carrera y contar con un puesto superior al que dejaron en su país de origen.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_