Indicadores

Los precios industriales suben un 0,5% en febrero y un 6,6% en el último año

El Indice General de Precios Industriales registró en febrero un aumento del 0,5% respecto al mes de enero y del 6,6% respecto al mismo mes del ejercicio anterior, según informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las actividades que más influyeron en la variación intermensual fueron la industria de productos alimenticios y bebidas (0,9%), metalurgia (3,5%) e industria química (1,1%). Por el contrario, entre las actividades que registraron una disminución respecto al mes anterior, la de mayor repercusión fue coquerías y refino de petróleo (-1%).

Atendiendo a la clasificación por destino económico de los bienes, las tasas de variación respecto al mes precedente fueron del 0,6% para los bienes de consumo (0,8% para los bienes de consumo duradero y del 0,5% para los bienes de consumo no duradero), del 0,3% para los bienes de equipo, del 1,2% para los bienes intermedios y del -0,3% para la energía.

Dato interanual

En tasa interanual, el Indice General de Precios Industriales registró un incremento del 6,6% en febrero de 2008 respecto al mismo mes del año anterior.

Las actividades que más influyeron en esta variación fueron las de industria de productos alimenticios y bebidas (11%) y coquerías y refino de petróleo (25,3%).

Por destino económico de los bienes, las tasas de variación respecto al mismo mes del año anterior fueron del 5,4% para los bienes de consumo (3,2% los bienes de consumo duradero y del 5,8% para los bienes de consumo no duradero), del 2,5% para los bienes de equipo, del 6% para los bienes intermedios y del 13,3% para la energía.

Alza del petróleo y los cereales

El Ministerio de Economía y Hacienda considera que la subida experimentada por los precios industriales en febrero se debió al encarecimiento de ¢determinadas¢ materias primas, como el petróleo y los cereales.

Economía considera que el incremento del precio del petróleo y los cereales hizo que se encareciesen los bienes de consumo. Además, la evolución del precio del petróleo y los cereales también hizo que se encareciesen los bienes energéticos.