Elecciones 9M

Solbes: "El mundo no entiende lo que sucede en España¢

El vicepresidente segundo y ministro de Economía se ha referido así a un editorial del Financial Times que calificaba la campaña electoral de espectáculo "desalentador".

El vicepresidente segundo Pedro Solbes afirmó hoy que el Ejecutivo es ¢perfectamente consciente¢ de que los riesgos a la baja de la previsión de crecimiento de la economía española del 3,1% para 2008 ¢son altos¢, y añadió que ¢no somos tan estúpidos para no ser sensibles a esta situación¢.

En un encuentro con empresarios en las Cámaras de Comercio, Solbes recordó que él es partidario de hacer previsiones sólo dos veces al año, coincidiendo con la presentación de los programas de estabilidad, por eso, subrayó, ¢seguimos con nuestra previsión de crecimiento del 3,1%¢.

En cualquier caso, destacó que ¢no hay que exagerar¢, ya que cualquier cifra de crecimiento por encima del 2,5% que prevén algunos analistas está en ¢posiciones muy cómodas¢. Solbes insistió en que ello es consecuencia de la preparación que ha llevado a cabo el Gobierno en esta legislatura y que ¢nos permite estar relativamente cómodos¢.

Inflación en vías de "estabilización"

"Tiene el aspecto positivo de que no supone ningún incremento y en ese sentido es una cierta estabilización", dijo Solbes al ser preguntado por la inflación de febrero a la entrada de la reunión mensual de ministros de Economía de la eurozona.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) provisional de la zona euro se mantuvo en febrero en el 3,2% en tasa interanual, informó este lunes la oficina comunitaria de estadística, Eurostat, en un informe preliminar. Si se confirman estas previsiones, el diferencial de inflación de España con la zona euro permanece en 1,2 puntos.

Espectáculo desalentador

La campaña electoral española ha sido para el Financial Times un espectáculo "desalentador": "con una economía debilitada por el fin de los créditos baratos y una fuerte corrección del mercado inmobiliario, los contendientes parecen querer sobornar o atemorizar a los votantes".

En un editorial dedicado a las elecciones del próximo domingo, el periódico se extraña de la actual polarización y afirma que "el problema del Partido Popular es que sus líderes actuales no han completado el viaje desde sus raíces franquistas hasta un moderno partido de centro derecha".

"El Partido Popular, en el poder durante ocho años tras catorce años de gobierno socialista, no se ha reconciliado con el hecho de que perdió las últimas elecciones tras los atentados de marzo del 2004 a cargo de los yihadistas norteafricanos".

"En lugar de actuar como corresponde a una oposición parlamentaria, el PP ha intentado impugnar constitucionalmente importantes iniciativas de los socialistas en un intento de paralizar la labor del Gobierno", explica el diario británico.

"Mariano Rajoy, un líder sin brillo, no ha conseguido salir de la sombra de José María Aznar, el ex presidente de gobierno, y ha estado en connivencia con una histérica campaña de la jerarquía católica que pone en tela de juicio la legitimidad del Gobierno", agrega el editorial.

"Zapatero no ha estado aburrido"

Por su parte, José Luis Rodríguez Zapatero, critica el FT, "ha estado aburrido. Su política social ha ido dirigida a crear una sociedad tolerante y decente. Ha gestionado con competencia la macroeconomía, pero apenas ha abordado las debilidades estructurales como el bajo crecimiento de la productividad, una débil base tecnolgica y un enorme déficit de la balanza por cuenta corriente".

"Ha prodigado las auto-alabanzas en materia de perspectivas económicas y se ha mostrado excesivamente confiado en las posibilidades de llegar a un acuerdo de paz con los separatistas vascos de ETA", continua el periódico.

El FT explica que el PP utilizó las negociaciones con ETA para "golpear al Gobierno", evocando la "caricatura de una España que se desintegra" por culpa de las exigencias crecientes de vascos y catalanes.

El diario recuerda que "Aznar también negoció con ETA y se alió con las fuerzas regionales, como los socialistas, y como tendrá que hacer seguramente quién gane las elecciones del domingo".

Para el periódico británico, el espectáculo que ha ofrecido la campaña electoral "es extraño" si se tiene en cuenta que "España se ha convertido en las tres últimas décadas en una democracia confiada y próspera", donde "por primera vez la riqueza se ha distribuido en lo que durante siglos fue un país desigualmente desarrollado, cuando había desarrollo".

'FT' en la campaña electoral

El diario británico 'Financial Times' ha entrado con el editorial de hoy en la campaña electoral española. Sin embargo, el diario británico ya ha tenido en esta campaña artículos dedicados a las elecciones españolas.

El periódico británico especializado en temas financiaros recogió el pasado 29 de febrero unas declaraciones del secretario de comunicación del Partido Popular, Gabriel Elorriaga, en las que aseguraba que la única oportunidad de ganar las elecciones era haciendo que los votantes socialistas no acudieran a las urnas: "Toda nuestra estrategia está centrada en los votantes socialistas indecisos. Sabemos que nunca nos votarán.Pero si podemos sembrar suficientes dudas sobre la economía, sobre la inmigración y sobre cuestiones nacionalistas, entonces quizás se quedarán en casa", aseguraba Elorriaga, palabras luego desmentidas por el partido en un comunicado. La autora de esta información mantiene que estas palabras fueron dicha por Elorriaga. Pero el periódico británico también lleva criticando en los últimos meses la política económica del Gobierno, asegurando que España puede ser el país de Europa que se vea más afectado por la crisis económica.

En la edición de hoy, por ejemplo, FT publica una columna de Wolfgang Münchau en la que asegura que gane quién gane el domingo "tendrá que gastar los siguientes años limpiando un desastre económico de una escala nunca vista en España en los tiempos modernos" debido, según el autor a "la crisis en el mercado inmobiliario y un déficit en la cuenta corriente".