Encuesta

Los gestores de fondos certifican que el ciclo alcista se acerca a su fin

La industria financiera persevera en dos convicciones: una, que el mundo logrará desligarse de la crisis de EE UU, y dos, que no habrá recesión. Pero, al mismo tiempo, el pesimismo avanza. El 60% de gestores de fondos prevé un deterioro de los beneficios corporativos y de la actividad económica, según una encuesta de Merrill Lynch.

Ha llegado el final del ciclo alcista? La Bolsa camina hacia su quinto ejercicio consecutivo en positivo, pero el panorama para el año próximo se presenta mucho más complejo. Así se desprende de la encuesta mensual de gestores de fondos que elabora Merrill Lynch, donde el 74% de los estrategas coincide en señalar que la economía global está en la fase final del ciclo.

El cuadro general dibujado por los estrategas de la industria financiera es el siguiente: un saldo neto del 62% espera que la economía se debilite durante los próximos doce meses y un 60% asume además que los beneficios corporativos se deteriorarán.

Un 80% del panel opina que es improbable que las empresas registren crecimientos de dos dígitos en sus beneficios; asimismo, el principal motor de los resultados no vendrá de los precios de venta, ni los volúmenes, sino del recorte de gastos. El saldo neto de gestores que espera que los márgenes empresariales se deterioren es del 56%, frente al 44% de noviembre.

En estas circunstancias, ¿qué será de la Bolsa? El resultado de la encuesta es que los gestores siguen, pese a todo, primado a la renta variable por encima del mercado de bonos. De hecho, un 47% afirma que la renta fija está pasada de precio, mientras que un 5% dice lo contrario; esto arroja un saldo neto del 43% de inversores institucionales que los bonos sobrevalorados. En la Bolsa, la situación es muy distinta. Un 16% juzga que el precio de la renta variable es excesivo, pero un 29% asegura que el mercado de valores está cotizando por debajo de su precio objetivo; la cifra final, un 13% neto de gestores de fondos considera que la renta variable está infravalorada.

Por regiones, los países emergentes son los más sobrevalorados del mundo, aunque el porcentaje neto que opina esto es todavía de un ajustado 16%.

Mejor apostar por grandes valores

Nada menos que un 90% de los estrategas preguntados por Merrill Lynch pronostica que las empresas de gran capitalización aportarán mejores rendimientos durante los próximos 12 meses que los pequeños valores, que han sido una de las grandes apuestas de los últimos años.

Los sectores farmacéutico, bancario y de seguros son percibidos como los más infravalorados; los excesos de valoración están en el lado de las materias primas y los bienes de consumo, tanto básico como discrecional.

La dicotomía entre el estilo valor -buscar activos que estén baratos- frente al perfil de crecimiento -centrarse en empresas que garanticen resultados sólidos- también se inclina hacia este último, como es habitual en tiempos de incertidumbre. El balance neto es del 34% a favor de la estrategia growth.

El viraje hacia un perfil más conservador también se pone de manifiesto en la distribución de la cartera. Un 41% está sobreponderado moderada o agresivamente en liquidez, frente al 20% que lo está en inversiones alternativas, el 12% que mantiene una posición similar en materias primas y el 9% que sobrepondera los ahora denostados REIT (vehículos de inversión inmobiliaria).

Un dato importante es que el 40% de los inversores regionales de Asia espera que la economía china, el motor de la región y fábrica del mundo, se debilite durante los próximos 12 meses. Pese a todo, las expectativas de una recesión a escala global siguen siendo muy bajas, un 13%.

Tal es la confianza, que EE UU sigue siendo junto al bloque de emergentes la región donde las firmas de inversión están más dispuestas a apostar en Bolsa de cara al próximo ejercicio. Pese a esta confianza, el hecho es que Wall Street no gana para disgustos. La agencia de calificación Standard & Poor's anunció ayer que ponía en revisión negativa la valoración de cinco aseguradoras de bonos y que rebajaba la calificación de otra más. S&P afirmó en un comunicado que los recursos de capital de estas compañías 'podrían ser insuficientes' para mantener su calidad crediticia, dados los problemas del mercado hipotecario. Tras la noticia, las pérdidas cundieron en la Bolsa. El índice S&P 500 sufrió un retroceso del 0,14% y el Dow Jones, del 0,19%. El Nasdaq consiguió terminar con ganancias del 0,19%.

El Ibex cae al nivel más bajo en dos meses

La crisis crediticia volvió a afectar ayer a la Bolsa, que vivió su tercera jornada consecutiva a la baja. El Ibex cedió un 0,69% y cerró a 15.177,1 puntos, lo que supone el nivel más bajo desde mediados de octubre.

El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, enfrió ayer las expectativas del mercado al recordar que la presión inflacionista hace improbable un recorte inminente de los tipos de interés (al 4%). Así, los problemas derivados de la financiación afectaron a empresas tradicionalmente expuestas. Fue el caso de Inmobiliaria Colonial (-6,23%), o las constructoras Sacyr (-4,04%), Ferrovial (-3,75%) y Acciona (-2,12%). Por otra parte, a la cotización de Telefónica no le sentó bien la reestructuración de la cúpula directiva de la compañía, la operadora cayó en Bolsa un 1,3%. Los números rojos no fueron exclusivos del Ibex; el Euro Stoxx cedió un 0,13%; el Cac de París; un 0,22% y el Dac de Fráncfort, un 0,13%. El Footsie de Londres cerró con una subida mínima del 0,02%.

Factores determinantes

China. Problemas para el motor de Asia. Un 35% de los gestores entrevistados por Merrill prevén que la economía china se desacelere. Es la peor lectura desde 2004.

Divisas. El dólar es la moneda que se espera que más se aprecie en 2008. De hecho, un 64% de los gestores ve sobrevalorado al euro, más que cualquier otra divisa.

Política monetaria. Un 76% de los estrategas opina que a 12 meses vista los tipos estarán más bajos. El porcentaje contrasta con el 55% que preveía lo mismo en noviembre.

Bolsa europea. El saldo neto de gestores que la renta variable de la UE está infravalorada es de sólo el 14%. æscaron;nicamente un 15% prevé sobreponderar Bolsa europea.