Empleo

España, a la cabeza de Europa en temporalidad laboral

España ocupa el primer puesto en temporalidad laboral, según los datos del 'Euroíndice Laboral IESE-Adecco'con una tasa del 34% en el año 2006, frente al 14,9% de la UE-25. Por su parte, menos del 9% de los trabajadores españoles disfruta de un horario flexible.

Según el 'Euroíndice Laboral IESE-Adecco' del segundo trimestre de 2007, España ocupa el puesto de cabeza en temporalidad laboral, con una tasa del 34% en 2006, frente al 14,9% de la UE-25.

Tras España, figura Polonia (27,3%) y Portugal (20,6%). En el otro extremo se sitúan Irlanda, con sólo un 3,4% de trabajadores temporales, Reino Unido (5,8%) y República Checa (8,7%). Así, la proporción de temporales es algo superior entre las mujeres, con un 15,5% de promedio europeo. Con excepción de Alemania y Polonia, todos los países presentan una mayor tasa de temporalidad para las mujeres que para el total de asalariados.

La mayor diferencia la registran España e Italia, donde la tasa de temporalidad femenina es 2,7 puntos superior al total. En concreto, las españolas tenían una tasa de temporalidad del 36,7% en 2006, frente a Irlanda, Reino Unido y República Checa, países que con un 3,9%, un 6,4% y un 10,1%, presentan la menor proporción de mujeres con contratos temporales.

Respecto a los jóvenes de entre 16 y 24 años, en Polonia y España dos de cada tres, alrededor del 66%, tienen un contrato de duración determinada, porcentaje superior en más de 20 puntos a la media de la UE-25, situada en el 42%.

Nuevos empleos

Además, según el Euroíndice IESE-Adecco, en el que se analizan los datos de siete países (Reino Unido, Portugal, Polonia, Italia, Francia, España y Alemania), la creación de empleo en Europa pasa por una fase de estabilidad, con un crecimiento estimado del 1,7% en 2007.

En España, se prevé la creación de 569.000 puestos de trabajo este año, un 2,8% más, el menor crecimiento en 12 años, aunque superior a la media europea. El número de parados, por su parte, sólo descenderá en 17.000 personas (-1%), aunque la tasa de paro finalizará el ejercicio en el 8%, tres décimas menos que en 2006. Polonia será el país de los siete recogidos en este informe que más empleo genere, con 698.000 nuevos puestos de trabajo, un 4,7% más.

El estudio estima que el empleo femenino se acelerará a finales de año en paralelo a una leve moderación de la ocupación masculina, de tal forma que las mujeres aumentarán su participación en el empleo, hasta lograr el 49% de los puestos de trabajo. En España, por el contrario, la creación de empleo femenino se ralentizará hasta absorber el 50% de las nuevas ocupaciones, la menor proporción en seis años.

Las previsiones recogidas en este informe apuntan a que la tasa de paro de las mujeres españolas alcanzará a finales de año el 10,5%, ocho décimas inferior a la de 2006 y el menor registro desde 1979. Aún así, será la tasa de desempleo más elevada de los siete países analizados. En la UE, el paro femenino es del 7,8%, la proporción más reducida desde 1983, y terminará el año en el 7,9%, según el Euroíndice.

Flexibilidad horaria

Menos del 9% de los trabajadores españoles disfruta de un horario flexible, porcentaje que supera el 23% entre los empleados de la UE, según el 'Euroíndice Laboral IESE-Adecco' del segundo trimestre de 2007. De hecho, España se encuentra a la cola de los países con mayor flexibilidad horaria, sólo por delante de Portugal en el caso de los hombres, y de Portugal, Hungría e Italia en el de las mujeres.

En concreto, España es el segundo país con horarios menos variables entre los hombres, pues sólo el 8% de los ocupados disfrutan de flexibilidad en sus horarios. Le sigue Portugal, con el 6,1%. En el otro extremo se sitúan Alemania, Finlandia y Reino Unido, donde el 49,6%, el 41,2% y el 31,3% de los hombres ocupados tiene un horario flexible.

En la UE-25, el 23,8% de los varones que trabajan cuenta con algún grado de flexibilidad, que en la mitad de los casos consiste en la posibilidad de modificar la hora de inicio o final de su jornada dentro de una banda horaria predefinida.

Los resultados de este informe apuntan a que el 73,4% de los trabajadores europeos varones de entre 25 y 49 años tiene un horario inflexible. De ellos, nueve de cada diez tiene un horario fijo de entrada y salida al trabajo, en tanto que el resto trabaja a turnos (con horarios de entrada y salida fijos, pero en días variables).

En la mitad de los países analizados (España, Hungría, Irlanda, Italia y Portugal), el porcentaje de trabajadores con un horario rígido es más elevado, al afectar al 88% del total.

En cuanto a las mujeres, la cifra de mujeres españolas que disfrutan de horarios flexibles es más alta que la de los varones, con un 9,2%, porcentaje que sólo supera al de Portugal (4%), Hungría (6,1%) e Italia (7,5%). De nuevo, Alemania, Finlandia y Reino Unido se sitúan a la cabeza, con el 44,8%, el 35,4% y el 26,8%, respectivamente.

En total, el 88,2% de las trabajadoras españolas tiene un horario rígido, siendo España, junto con Irlanda, los dos únicos países donde existe la misma proporción de mujeres y hombres con horarios inflexibles. En el resto de países, hay más hombres con flexibilidad que mujeres.