Acuerdo

Los gigantes del software se 'enganchan' a Linux

Oracle y la alianza de Microsoft y Novell amenazan el liderazgo de Red Hat en software libre.

El negocio alrededor de Linux está revuelto. El acuerdo firmado estos días entre Novell y Microsoft para facilitar la interoperabilidad entre Windows y Linux y el anuncio de Oracle de que va a proveer soporte para el Linux de Red Hat ha sacudido el status quo de este segmento del software.

Merrill Lynch asegura en un informe que las grandes compañías de software tienen mayor capacidad para competir de forma efectiva en el entorno de Linux y ganar cuota de mercado frente a los actores más pequeños, 'porque tienen capacidad de presentar ofertas más amplias'. Otros expertos de Citigroup también alertan de que estos movimientos empresariales podría dar origen a una guerra de precios alrededor del software libre. En este sentido, la consultora Gartner está recomendando a los clientes de Linux que busquen descuentos de hasta un 50% con respecto a los actuales precios y señala que Oracle es una alternativa más viable que la de Red Hat.

Brent Thill, de Citigroup, asegura que la compañía más afectada en este nuevo escenario es Red Hat, mientras que Novell sería uno de los beneficiarios a corto plazo gracias a los cobros que se ha garantizado de Microsoft (340 millones de euros).

Algunos analistas ven a Oracle y Microsoft como 'lobos con piel de cordero' para liderar el negocio de Linux

Algunos analistas han revisado a la baja las previsiones de ventas de Red Hat de cara a 2008. Para esa fecha, la facturación de la firma sería de 461 millones de dólares, una rebaja del 12% con respecto a anteriores estimaciones. Los mercados financieros ya han recogido estos temores y el valor de las acciones de Red Hat ha caído un 45% en el último semestre. En el último mes, hasta siete casas de Bolsa, entre ellas UBS, Credit Suisse o JMP Securities han recortado sus estimaciones o el precio objetivo. Red Hat se está defendiendo ante esta ofensiva y esta misma semana Paul Cormier, vicepresidente ejecutivo del área de ingeniera de la compañía, aseguraba que la firma se ha convertido en objetivo de los gigantes del software gracias a su liderazgo en el mercado de grandes empresas. 'Hoy un 80% de las compañías que emplean servidores de Linux utilizan nuestra tecnología', señala. El directivo apunta que la entrada de Oracle en este mercado supone 'un peligro muy real para la creatividad en nuevas herramientas en torno a Linux'. A su vez, con respecto a Microsoft, advierte que la compañía de Bill Gates 'podría situar a Linux por detrás de Windows'. No obstante, Cormier reconoce que Red Hat ya ha hecho algunos trabajos con los entornos de los sistemas operativos de Microsoft.

Desde Red Hat también indican que sus clientes que corren bases de datos u otras aplicaciones Oracle y que pueden ser considerados como posibles candidatos a aceptar el soporte de ésta 'no representan un alto porcentaje dentro de su base global de clientes'. Y advierten que 'los usuarios que cambien a Oracle para recibir soporte renunciarían a algunos beneficios, como el contacto directo con los ingenieros de Red Hat y la capacidad de influir directamente en la estrategia de desarrollo y soporte de la compañía'.

El analista de Penteo, José María López, cree que era de esperar que una organización del tamaño de Oracle hiciese ver en algún momento que está preparada para prestar servicios de soporte a Linux, 'un mercado que empieza a ser apetecible conforme crece la base instalada', complementando su estrategia con una aproximación más cercana a la infraestructura. López cree que la apuesta de Oracle ha sido agresiva en precio para captar cuota de mercado y asegura que no le extrañaría que esta oferta 'pudiera ser también una maniobra de reacción destructiva de Oracle a la compra de JBoss por parte de Red Hat, lo que le posicionaba como competidor frente a su oferta de middleware'.

Frente a las dudas surgidas en torno a Red Hat, Novell parece haber salido reforzada del pacto con Microsoft. Para empezar porque se asegura unos cobros dentro de un área de negocio como Linux, que hoy por hoy sólo representan en torno a un 10% de sus ingresos. Ello no quita para que otros expertos alerten de que Microsoft podría ser 'un lobo vestido con la piel de cordero de Novell' para intentar convertirse en el líder de este negocio a largo plazo, dada su gran fortaleza financiera para mantener su actual posición y avanzar al mismo tiempo en el entorno Linux.

Javier Colado, Director General de Novell para el Sur de Europa, defiende que el objetivo de Microsoft y Novell es beneficiar a los usuarios con una interoperabilidad que estaban demandando y ser capaces de dirigir los esfuerzos hacia la virtualización y la gestión de servicios Web para crear nuevas oportunidades para ambas empresas y para los clientes. Ambas compañías crearán una instalación de investigación continua y desarrollarán nuevas soluciones para virtualización, gestión y compatibilidad en la documentación. 'Estos son mercados potencialmente muy importantes', dicen. IDC pronostica que el mercado de software para máquinas virtuales será de más de 1.800 millones de dólares en 2009, y el mercado de software para gestión de sistemas distribuidos llegará a los 10.200 millones en 2010.

Debate sobre la nueva 'Microvell'

Para Red Hat está claro que los dos mayores fabricantes de software del mundo perciben que Linux está al mismo nivel en el que están ellos y tienen que respetar lo que han hecho hasta ahora. 'Microsoft y Novell han creado Microvell, pero creemos que se han apartado un poco de su camino'.

Para Rodolfo González Pineda, director de ventas de Red Hat para España, esos movimientos significan que 'Linux ha ganado', algo que comparte Enrique Dans, profesor del Instituto de Empresa: 'Son acciones que reflejan el incremento brutal de interés por Linux por parte de las grandes marcas icónicas del software propietario'. Dans cree que el código cerrado se asociará 'al gran freno que impuso en la innovación'.

González Pineda asegura que Larry Ellison, presidente de Oracle, tuvo el efecto que quería con su anuncio 'y el precio de nuestras acciones bajó. Pero veremos dónde estamos todos en un año. Nosotros, como actor dominante en Linux'. José María López, de Penteo, cree que Red Hat no tiene por qué desaparecer como marca, al menos a corto plazo. 'Tiene una imagen potente, en un mundo tecnológico cada vez más comoditizado. El mercado la percibe como una apuesta segura y valora sus servicios, pero debe mantener la diferenciación resaltando la estabilidad de sus plataformas y de que sólo ella podrá mantener la compatibilidad y certificación de su base instalada'.

El futuro de Red Hat puede depender de las posibles decisiones de Oracle y Microsoft. Jesús González Barahona, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos, cree que es difícil saber si Bill Gates ha cambiado de estrategia con respecto al software libre. 'El tiempo lo dirá', comenta.

Sin cambios

¦bull; Red Hat ha quitado trascendencia al movimiento de Oracle. El máximo responsable de soporte mundial de la compañía, Iain Gray, aseguró hace unas semanas que todavía ninguno de sus más de 200.000 clientes había cambiado a Oracle.