José María Riesgo

'Vemos a Hidafa como socio financiero y estable'

La última empresa en salir a Bolsa lo ha hecho con nota. La inmobiliaria dedicada a los centros comerciales sube el 15,8%.

La media de edad de los principales directivos de Riofisa no alcanza los 40 años. José María Riesgo Pablo, que ahora tiene 39 años, es consejero delegado de un grupo inmobiliario al que se incorporó en 1991, tras trabajar como auditor en Arthur Andersen. Es licenciado en derecho y diplomado en Ciencias Empresariales por Icade y MBA por el IESE. La compañía, presidida por Mario Losantos, salió a Bolsa el pasado miércoles 19 de julio, subiendo el 8,39% el primer día y el 15,8% hasta ayer. Recientemente el grupo Hidafa, asentado en México, ha tomado un 7,09% de Riofisa convirtiéndose en su tercer accionista, tras la familia Losantos, con algo más del 50% del capital, y Caixa Catalunya, con el 20%.

¿Cuál es el origen de su colaboración con el grupo Hidafa?

Es un grupo que nos ha seguido desde hace tiempo y tenemos buena relación. En el pasado hemos hecho operaciones juntos, y ahora querían entrar en la empresa.

¿Ha vendido la familia Losantos, Caixa Catalunya o han comprado en el mercado?

Parte lo han comprado en la OPV y parte en Bolsa.

¿Se trata de una participación financiera o industrial?

Es un socio sobre todo financiero porque así lo vemos en las participaciones que ha tomado en otras compañías Hidafa tiene el 13,40% de OHL, siendo el segundo accionista tras su presidente Juan Miguel Villar Mir, y el 24,7% de Sniace. Apuestan por este negocio, les gusta Riofisa y quieren estar aquí. Los vemos como un socio estable y positivo, con vocación de permanencia.

¿Qué valoración hace de la salida a Bolsa de Riofisa?

No ha sido fácil lograr una salida a Bolsa exitosa; se han cancelado OPV en este sector en Europa, y el momento de mercado era complicado, pero es importante haber acertado con el precio de colocación.

¿Por esas razones se decidió bajar el precio de la OPV a la parte baja de la banda orientativa?

Nos pusimos en la banda baja porque teníamos la idea de dar recorrido a la acción desde el principio. La situación del mercado nos está confirmando que la decisión era la correcta, pero era nuestra idea desde el principio. Los dos accionistas que vendían, Riofisa Holding la familia Losantos y Caixa Catalunya mantienen posiciones significativas y se quedan con más capital del que venden. La familia vende el 18% y se queda con el 50% y Caixa vende el 12% y se queda con el 20%.

No todas las empresas del sector han ido tan bien...

Todas las inmobiliarias españolas que han salido a Bolsa este año son buenas compañías. No queremos entrar a a comparar porque, aunque pertenecemos al mismo sector, las actividades y las estrategias son diferentes. Sí sabemos por qué nos ha ido bien a nosotros, y es que nuestra actividad de centros comerciales es el segmento más atractivo en este momento.

¿Qué suponen estos centros en su distribución de ingresos?

Un 63% del negocio es de centros comerciales, otro 22% de naves y oficinas y un 15% residencial. Pensamos que siga más o menos igual.

En la parte residencial se notará la desaceleración del mercado.

Las promociones se colocan más despacio. En todo caso, nuestra presencia en residencial es más cualitativa que cuantitativa. Sí es cierto que hay desaceleración, pero eso no implica caída de precios.

Volviendo a los centros, ¿puede crecer todavía más en España el negocio de construcción de centros comerciales? La legislación sobre horarios de estos centros es algo restrictiva y en los últimos años se han edificado tantos que no parece que haya espacio para mucho más.

Hay recorrido. Ahora, los centros comerciales que se pongan en marcha deben unas, especialmente una ubicación excepcional, como es el caso de las estaciones de Renfe la compañía tiene un acuerdo con Adif para reformar sus estaciones, o bien una dimensión regional, como el centros de Valdebebas, que será el mayor de España Riofisa lo está construyendo junto con Metrovacesa.

Hasta ahora ustedes ponen en marcha centros y los venden. ¿Planean explotar en propiedad?

Seguimos una línea de crecimiento de patrimonial significativo. Las estaciones nos la vamos a quedar para explotarlas, y también algunos proyectos singulares. En cuatro o cinco años esperamos obtener rentas de 100 millones de euros por esta vía. Pero también haremos promoción, por ejemplo, a nivel internacional.

¿Tienen previsto invertir en otros mercados fuera de España?

Estamos ya en Rumanía y Bulgaria, y queremos que a medio plazo el 25% de los ingresos venga de fuera. Ese crecimiento exterior queremos basarlo en centros comerciales, y es lo que tenemos planeado hacer en estos dos países. Son países que entrarán en la UE y tienen un recorrido interesante. Además, los inquilinos de nuestros centros en España tienen planes de expansión, como Inditex, Mango, Media Markt…

¿Hay consumidores en Rumanía y Bulgaria que hagan atractivo construir allí centros comerciales?

Se sorprenderían de cómo funcionan. Los niveles de consumo de los operadores que están instalados son muy altos. Son mercados atractivos, aunque esperamos que todavía crezcan más.

¿Cuál va a ser la política de dividendo de la compañía?

Nuestra idea es destinar a dividendo el 45% del beneficio neto. Tenemos capacidad de crecimiento y poca deuda, eso nos permitirá desarrollar la cartera de proyectos y compatibilizarlo con esta política de retribución.

¿Tienen previsiones de beneficio?

Aspiramos a tener una línea de crecimiento de resultados, pero no puedo decir cifras. En el primer semestre hemos vendido el centro comercial Plenilunio al Banco Santander con un beneficio de unos 40 millones de euros el año pasado el beneficio total de Riofisa fue de 29 millones.

Intereses a tres bandas en Torrelavega

Riofisa, Sniace e Hidafa tienen mucho en común. El grupo asentado en México, que recientemente ha tomado más del 7% de Riofisa, es accionista de Sniace, de quien controla el 24,7%. Hidafa invirtió en el capital de Sniace y de OHL tras salir del accionariado de Cortefiel y, siendo un grupo inmobiliario, no puede ser ajeno a la operación inmobiliaria que Riofisa planea llevar a cabo con Sniace como testigo excepcional. Según consta en el folleto de salida a Bolsa de Riofisa 'la principal operación de adquisición' que contempla llevar a cabo 'es la de un terreno en Torrelavega' respecto al cual Riofisa ha firmado a mediados de año un contrato para ostentar el derecho de promoción de esos terrenos, propiedad de Sniace. Según el mismo documento, Riofisa se quedaría con el 70% de la edificabilidad para uso residencial, el 80% de la comercial, el 85% de la industrial y el 80% de la de 'otros usos'. La inmobiliaria construiría un centro comercial sobre una superficie de más de 19.000 metros cuadrados; la superficie de actividades empresariales es de más de 57.000 metros cuadrados y la de residencial es superior a los 91.000 metros cuadrados.