José Luis Ramón

'19 empresas han intentado copiar nuestro trabajo'

Tienen entre manos 12 proyectos de investigación que no estarán concluidos hasta dentro de un par de años. Cosentino invierte el 1% de su facturación en I+D, lo que supone que el pasado año gastó 3,6 millones de euros en este capítulo. Los próximos retos son perfeccionar el silestone para exteriores y en superficies para interiores agradables al tacto, de los que van a sacar dos nuevas series en 2006.

P ¿Qué proyecto de investigación ha sido el más complejo de desarrollar?

R El proyecto más importante ha sido el silestone bacteriostático. Fue un proyecto que duró dos años y medio y en el que escogimos como socio tecnológico a Microband. Juntos hicimos el desarrollo para incorporar los aditivos a la solución y hacerlos compatibles con otras sustancias como resinas o catalizadores. Hemos invertido más de 60 millones de euros en los últimos cinco años para incorporarlo a toda la producción; ahora mismo todo el silestone que se vende tiene esta cualidad. La principal cuestión era que había que hacerlo de forma óptima porque tenía que estar repartido de manera homogénea en toda la piedra, ya que todas las partes tenían que tener la misma propiedad.

PVenden piedra en 50 países, ¿cuál cree que va a evolucionar mejor?

REl bacteriostático seguro que va a tener muy buena acogida en Japón y Estados Unidos, aunque no va a ser así en China. Nuestra política va más hacia el reposicionamiento automático y a convertirnos en líderes allí donde estemos trabajando, como en España, donde el silestone tiene una cuota de mercado del 25%. En el mundo tenemos 19 competidores intentando copiarnos y la estrategia pasa por añadir características cada año para que sea más difícil copiarnos y para distinguirnos del resto.

P¿Hacia dónde se dirigen los gustos de los consumidores?

RLas personas buscan cada vez más materiales concretos. Están preocupados por la higiene, la moda, el color, la textura y ahora están entrando muy fuerte en la parte sensorial, en la que el tacto es un factor muy apreciado.