Revolución en el sector eléctrico

Endesa inicia la batalla contra la opa hostil de Gas Natural

El consejo dice que el precio es escaso y que la opa va en contra de las reformas legales del Gobierno.

El consejo de administración de Endesa celebrado ayer por la tarde mostró su rechazo frontal a la oferta que 'de forma hostil y con absoluto desconocimiento por parte de la compañía' presentó el lunes Gas Natural. En la reunión del consejo, que se celebraba casualmente con carácter ordinario, la eléctrica consideró insuficiente el precio ofrecido (21,3 euros por acción) y denunció la imprecisión 'del valor real ofrecido'. En una nota remitida a la CNMV, la eléctrica señala que 'una primera valoración determina que los términos económicos de la oferta son manifiestamente insuficientes y no reflejan en modo alguno el valor real de la compañía'. Fuentes de la empresa indicaron ayer que es fácil que el mercado eleve la cotización de Endesa hasta el punto de superar la prima del 14% ofrecida por Gas Natural.

Otro de los argumentos para oponerse a la operación se refiere a la incompatibilidad de la misma con el régimen regulatorio español y las normas de la competencia. En este sentido, el consejo de Endesa alerta sobre 'riesgos no previstos que podrían suponer perjuicios para los accionistas de Endesa'.

La compañía, que ha contratado a Deutsche Bank como asesor estratégico frente a una operación que se vislumbra larga (Gas Natural habla de casi nueve meses), considera también 'sorprendente y preocupante' que la oferta se presente en un momento en que 'está abierto un proceso de revisión y modificación de la regulación eléctrica en España' y 'máxime cuando las conclusiones preliminares de dicho proceso de reforma parecen ser diametralmente opuestas a la concentración pretendida'. En este punto, Endesa hace referencia al Libro Blanco para la reforma de la generación eléctrica, que el Gobierno tiene en su haber desde el mes de julio y que iba a servir para la reforma del mercado. Fuentes cercanas al Gobierno consideran que la operación invalida este documento, cuyas propuestas quedaban condicionadas a que no se produjera ninguna operación de concentración y cuyo diagnóstico es que en España existen dos empresas (Endesa e Iberdrola) que ejercen un poder que hay que reducir.

ENDESA 19,76 -0,85%
NATURGY 28,44 -1,93%

Además, la maniobra de Gas Natural, que ha optado por la vía hostil a la vista de 'los intentos infructuosos de llegar a un acuerdo amistoso con Endesa', según fuentes de su accionista Repsol, retrasará cualquier cambio legal 'por falta de interlocutores', indican fuentes del sector.

Aunque de manera poco inteligible, Endesa critica también la participación de su principal competidor, Iberdrola, en la operación. Su papel, según la compañía que preside Manuel Pizarro, 'presenta serias dudas desde el punto de vista de la protección de los derechos e intereses de los accionistas minoritarios, además de ser incompatible con los precedentes nacionales y comunitarios en materia de defensa de la competencia'.

El presidente de Endesa comunicó el viernes que ha duplicado su participación en la eléctrica con la compra de unas 50.000 acciones valoradas en cerca de un millón de euros. Endesa desvinculó por completo esa operación de la opa.

Estrategia: Un pacto con Caja Madrid

El consejo de Endesa se limitó ayer a expresar su oposición a la opa de Gas Natural, pero no dio ni una sola pista sobre su estrategia defensiva. Sin embargo, fuentes cercanas al proceso indican varias opciones.

1. Pacto con Caja Madrid. A la vista de que Gas Natural condiciona la opa a que sea aceptada por un 75% del capital, Endesa podría negociar con el primer accionista, Caja Madrid (que tiene un 9%) y algún grupo de inversores para evitar que acudan a la misma más del 25%. Gas Natural, sin embargo, puede renunciar a ese límite. Endesa puede también intentar bloquear la eliminación de blindajes a la que está condicionada la oferta.

2. Contraopa. Es una posibilidad remota, no por el precio, según ciertos analistas, sino por la dificultad de obtener el beneplácito de un Gobierno que, según todos los indicios, ve bien la actual opa.

3. Defensa legal. Una tercera vía se centra en la defensa legal, en la que la compañía puede arremeter contra la falta de transparencia del acuerdo Gas Natural-Iberdrola. Fuentes del sector eléctrico interpretan el pacto con Iberdrola 'como una maniobra para conseguir que la patronal Unesa guarde silencio y no se oponga a la operación de una empresa no eléctrica'. También se evita, según esas fuentes, cualquier otra reacción en contra de la empresa que dirige Ignacio Sánchez Galán, la que más se ha opuesto a los cambios normativos del Gobierno.

4. Respuesta del regulador. Además de su autodefensa, a Endesa sólo le quedaría una respuesta favorable por parte de la Comisión de la Energía. Tanto el regulador como el TDC están esperando que Gas Natural les haga llegar su propuesta. La CNE tiene dos meses de plazo para hacer un dictamen sobre la operación sólo en lo referente a las actividades reguladas afectadas. Tal como ocurrió con la opa que Gas Natural lanzó sobre Iberdrola, al ser la distribuidora la matriz del grupo gasístico, la CNE debe dictaminar; si su respuesta es afirmativa, ésta no sería vinculante, si es negativa, sí. Otra posibilidad es que la acepte con condiciones. Entre esta autorización y la de Competencia, el proceso podría durar seis meses.

5. Oposición de EDP. Endesa podría tener un aliado indirecto, la portuguesa EDP, a la que Bruselas vetó su intento de fusión con la división de gas de Galp. EDP vigila desde entonces cualquier movimiento similar en España que le proporcione argumentos en favor de su operación.