Reserva Federal

Greenspan alerta sobre los precios de la vivienda y el déficit en EE UU

El presidente de la Reserva Federal (Fed) de EEUU, Alan Greenspan, ha dicho hoy que el proteccionismo comercial y los abultados déficit fiscal y comercial son un riesgo para la economía del país, y también ha advertido del alto precio de la vivienda.

En su último discurso en el "retiro" de gobernadores de la Reserva Federal en Jackson Hole, un centro turístico de Wyoming, Greenspan sostuvo que "el creciente proteccionismo en nuestro comercio y nuestra renuencia a poner en una senda más sostenible nuestra política fiscal" son amenazas para la economía de EE UU.

"Si podemos mantener un grado adecuado de flexibilidad, algunos de los desequilibrios de la economía de EE UU, especialmente el gran déficit por cuenta corriente y la inflación de la vivienda, pueden rectificarse con ajustes de precios, tasas de interés y tasas cambiarias, más que mediante cambios más dolorosos en producción, ingresos y empleo", ha señalado.

El déficit en cuenta corriente de Estados Unidos alcanzó el año pasado la cifra sin precedentes de 668.000 millones de dólares, mientras que el déficit fiscal alcanzó otro récord, de 412.700 millones de dólares.

La vivienda puede caer si se exigen tasas de interés altas

Greenspan ha sostenido que los altos precios a los que han llegado las casas se deben en parte a las bajas primas de riesgo demandadas por los inversionistas. "Demasiado a menudo los participantes en el mercado creen que tales aumentos en los valores de los activos son estructurales y permanentes", ha advertido. ¢La historia no ha sido muy amable en las postrimerías de períodos prolongados de primas de bajo riesgo", dijo Greenspan.

Los valores de las viviendas podrían caer si los inversionistas se ponen cautelosos y exigen tasas de interés más altas, ha explicado Greenspan, quien en enero próximo pondrá fin a dieciocho años al frente del banco central estadounidense.

Cuando los inversionistas se ponen más cautelosos, ha recordado Greenspan, "lo que perciben como una liquidez abundante puede desaparecer rápidamente".

Entre julio de 2004 y julio de 2005 el precio medio de las viviendas usadas en Estados Unidos ha subido un 14,1 por ciento. En el mismo período, el precio medio de las casas nuevas ha aumentado un 27,7%.

Las bajas tasas de interés y la disponibilidad de capitales de los inversionistas que desde 2000 se apartaron del mercado financiero, han estimulado un mercado inmobiliario en el cual muchas unidades se compran y venden más por especulación que por residencia