Fondos

Los 'hedge funds' baten en rentabilidad a los índices de Wall Street

Tras un comienzo de año negativo, los hedge funds o fondos de alto riesgo han recuperado impulso en los últimos meses. El mes de julio, con una ganancia media del 2,35%, ha sido el mejor de 2005 hasta el momento. En lo que va de año acumulan ya una rentabilidad del 3,6%, superior a la obtenida por los principales índices bursátiles de Estados Unidos.

Se dice que los fondos de alto riesgo o hedge funds, nombre que reciben en inglés, son capaces de obtener rentabilidades al margen de lo que hagan los mercados tradicionales. Esa es, de hecho, su carta de presentación y la razón de que el volumen de la industria se haya multiplicado varias veces en los últimos años hasta alcanzar un cifra estimada de un billón de dólares (unos 800.000 millones de euros).

Sin embargo, en los últimos meses han demostrado ser más sensibles a la evolución de los mercados de lo deseable. El descenso de las Bolsas en los meses de abril y marzo arrastró a números rojos las carteras de numerosos hedge funds provocando la caída de los muchos índices que replican la evolución del sector.

Con la recuperación de los mercados de valores, muchos de los cuales alcanzaron la semana pasada sus máximos de tres y cuatro años, la industria de los fondos de alto riesgo ha retomado brío, de manera que julio resultó ser el mejor mes del año.

Según datos de la compañía Hennessee Group, los hedge funds ganaron de media un 2,35% el mes pasado y acumulan ya una subida del 3,6% desde el mes de enero.

El repunte, que se agudiza en julio pero comenzó en mayo, ha permitido a estos fondos obtener rentabilidades superiores a las de las Bolsas estadounidenses, cuyos principales índices no han conseguido revalorizaciones entre enero y julio. El Dow Jones pierde cerca del 1,5% y el Nasdaq, en torno a un 0,5%. El S&P 500 sube, pero no más del 2%. Las Bolsas europeas, entretanto, han tomado la delantera y casi todas acumulan revalorizaciones de dos cifras.

Entre las estrategias que mejor se han comportado en julio se sitúa la conocida como long/short y que consiste en apostar al alza por las compañías que se espera que suban mientras que se apuesta a través de derivados por el descenso de las que se espera que caigan.

Esta estrategia se supone que no debe guardar relación con los índices bursátiles al tratarse de apuestas por valores muy concretos. Sin embargo, muchos de los fondos que la aplican optaron el mes pasado por aumentar su exposición al S&P 500, que ganó un 3,6% en julio. La estrategia obtuvo una revalorización del 2,1%, según Hennessee.

Otro grupo de fondos que ha salido airoso en julio ha sido el que aplica la estrategia de acontecimientos especiales. Esta estrategia consiste en sacar partido de fusiones, adquisiciones o quiebras. La ganancia en este caso, del 1,5% en el mes, ha provenido de los frutos de numerosas reestructuraciones de empresas tras las quiebras de hace dos años, pero también del frenético ritmo de fusiones y adquisiciones que hay en el mercado.

En general, los hedge funds han aprovechado el aumento generalizado de la volatilidad en el segundo trimestre después de un comienzo de año plano en este aspecto. Estos fondos, que utilizan mucho estrategias de arbitraje, se benefician de las oscilaciones del mercado. Asimismo, y de cara a los próximos meses, las subidas de los tipos de interés a corto plazo deberían acrecentar las oportunidades para la industria de fondos de alto riesgo.

Lo que demuestra la evolución de los fondos este año es que su rentabilidad es más dependiente de lo que hacen los mercados de lo que a simple vista parece. En definitiva, cuando las Bolsas caen, muchos hedge funds sufren.

Claves para sacar rentabilidad

El aumento de la volatilidad

Los hedge funds aprovechan la volatilidad que genera el mercado para extraer rentabilidad a sus carteras. El comienzo de este año ha sido malo porque la volatilidad del mercado era muy baja y las posibilidades de arbitrar entre diferentes activos se redujeron. Una de las estrategias más comunes de los fondos reside en aprovechar las ineficiencias del mercado. A más volatilidad, más ineficiencias surgen.

La subida de los tipos de interés

Los tipos de interés son un elemento que los gestores de fondos de alto riesgo vigilan de cerca. Cuanto más altos sean los tipos son mayores las rentabilidades de las carteras, porque muchas de ellas tienen elevados componentes de renta fija. Una de las estrategias más comunes consiste en realizar arbitraje con el diferencial de los tipos de interés a corto y largo plazo.

Los nichos no masificados

La proliferación de fondos ha tenido como consecuencia la masificación de la industria, lo que dificulta la obtención de rentabilidades. Los hedge funds tratan de explotar las ineficiencias del mercado, pero si todos los gestores aplican las mismas estrategias, las oportunidades desaparecen. La solución reside en encontrar nichos no explotados, pero requiere mucho conocimiento.

La pericia de los gestores

El que existan miles de gestores da una idea del interés que genera esta industria. Pero la proliferación de gestores no significa que todos sean igual de buenos. Los expertos aseguran que los gestores de fondos de alto riesgo realmente buenos, los que sacan un 20% de rentabilidad a sus carteras cada año, no pasan del centenar. Sus fondos, además, suelen estar cerrados, no admiten nuevos inversores.