CincoSentidos

La 'hora feliz' inglesa toca a su fin

Las broncas nocturnas en las zonas de bares del Reino Unido se han convertido en un problema social ineludible. Por este motivo, las principales asociaciones de locales del país se han comprometido a eliminar la happy hour u hora feliz, la franja temporal en la que vendían copas a precio reducido. Con esta medida se busca atajar la violencia ocasionada por el consumo excesivo de alcohol.

'Ofertas como Paga 10 libras 15 euros y bebe todo lo que puedas o cualquier otra iniciativa que anime a la gente a beber mucho y rápido no tienen cabida en nuestro sector. Estamos decididos a erradicarlas', afirmó ayer Mark Hastings, presidente de la Asociación Británica de Cervezas y Locales (BBPA, en sus siglas en inglés). La BBPA agrupa a 32.000 socios, es decir, casi dos terceras partes de los 59.000 bares que hay en el país. Grupos cerveceros como Carlsberg, Heineken, Scottish & Newcastle y Young & Theakston también se han sumado a la iniciativa.

La renuncia por parte de los dueños de los locales a la 'hora feliz' responde al cambio legislativo que permitirá a algunos bares abrir 24 horas al día. El Gobierno ha admitido que el sistema tradicional inglés, en el que se expulsaba a los clientes a las 11 de la noche, es ineficaz. La coincidencia de varias personas en estado de embriaguez en la calle en un mismo momento favorecía el inicio de peleas, actos vandálicos y vomitonas.