Elecciones en Reino Unido

Los laboristas británicos se plantean externalizar el 18% de los servicios públicos

El Gobierno de Tony Blair se plantea, en el contexto de las próximas elecciones generales, externalizar hasta un 18% de los servicios públicos del Estado hasta 2007. Eso es, al menos, lo que señala hoy el diario económico Financial Times", que cita los cálculos de la sociedad de análisis Kable.

Ni el ministerio de Economía ni la Oficina de Comercio tienen datos que documenten la magnitud de los servicios externalizados, así que es imposible determinar la exactitud de estas cifras, pero pese a todo, la tendencia está clara y en algunos sectores, como sanidad, el Gobierno ha recurrido a la empresa privada de una forma que nadie había previsto cuando los laboristas llegaron al poder, hace ocho años.

En el manifiesto electoral lanzado la semana pasada, el ministro de Economía, Gordon Brown, dejó claro su apoyo a la política consistente en recurrir a proveedores privados en el sector de la sanidad.

La tendencia no es una exclusiva de los laboristas, y los conservadores han prometido externalizar más servicios aún, como parte de su plan para ahorrar más de 51.000 millones de euros. Su intención es aumentar la eficacia de las prestaciones y recortar el papel del sector público.