Tim Berners-Lee

El creador de la 'World Wide Web', premiado como británico del año

Tim Berners-Lee, el hombre que inventó y después §regaló§ la 'World Wide Web', fue elegido ayer como la personificación de lo mejor de los británicos, en la primera edición de un evento que sus organizadores esperan convertir en anual. El jurado que eligió a Berners-Lee como 'Gran Británico de 2004' destacó su acto desinteresado además de su modestia e ingenio.

Para nombrar un ganador de este premio, que se entrega por primera vez este año, el jurado rebajó una lista inicial de 500 nominados por el público a otra de 21 candidatos. A partir de ella, se elige un vencedor en cada categoría, que recibe 3000 libras (unos 4.333 euros) de premio. Berners Lee, que no estuvo presente en la ceremonia pero envió un vídeo dando las gracias, ganó en Ciencia, y se convirtió en el claro vencedor en la general llevándose a casa el premio extra de 25.000 libras (unos 36.111 euros)

Berners-Lee inventó el World Wide Web en 1990 mientras trabajaba en el Laboratorio Europeo de Partículas Físicas de Génova junto a otros científicos de otras partes del mundo. Pero en lugar de patentar su invento prefirió ponerlo en Internet al año siguiente, abriendo el acceso a todo el mundo. Recibió el título de caballero el año pasado por un invento que ha sido comparado en importancia con la rueda.

El ministro de Economía, Gordon Brown, que abrió la brillante ceremonia de los premios, dijo que el británico era un pueblo maravilloso e invocó el espíritu combativo del líder Winston Churchill en la Segunda Guerra Mundial, del que dijo que era tan válido ahora como en 1940. "La verdadera grandeza de los británicos (...) reside en las extraordinarias cualidades de nuestra gente", dijo a los invitados a la gala, citando valores como la justicia, el civismo, la hospitalidad, el sentido común y la entereza.

David Starkey, reputado historiador y miembro del jurado, dijo que el doble acto de Berners-Lee de ingenio y altruismo le hizo ser una elección automática. "No eligió explotar comercialmente su invento. Lo regaló a propósito. Si lo hubiese explotado, hoy en día haría parecer pobre a Bill Gates", dijo a Reuters.

Los elogios no pararon. "Todos sentimos que con Tim Berners-Lee estás en presencia de alguien que verdaderamente perdurará en la historia", dijo Starkey. "Hay algo excepcionalmente británico en lo que hizo". "Un británico es un arquetipo que es imposible que otra nación produzca", añadió.