Construcción europea

El Bundesbank defiende el Pacto de Estabilidad y afirma que "no es ninguna camisa de fuerza"

El Bundesbank alemán ha rechazado en su boletín de enero, publicado hoy, una flexibilización del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, ya que considera que a medio plazo "dañaría a todos los estados miembros" de la Unión Europea.

El pacto, dice el informe, "pertenece a las reglas básicas de la Unión Monetaria" y no es "ninguna camisa de fuerza". Según el banco las actuales propuestas para su modificación sólo pueden contribuir a debilitarlo.

Para la entidad alemana, una relajación de las reglas sobre el déficit público incluidas en el pacto "sería un mensaje equivocado para los países que aún no han adoptado el euro" y abriría la puerta a "otras demandas de reformas".

Procedimiento suspendido

Precisamente la semana pasada el Consejo de Ministros de Economía y Finanzas (Ecofin) decidió suspender los procedimientos sancionadores contra Francia y Alemania, al considerar que el déficit de ambos países se mantendrá en este ejercicio contenido por debajo del 3%, el límite que marca el Pacto. No ocurrirá lo mismo con Grecia, que ocultó un déficit excesivo durante 7 años, por lo que el procedimiento sancionador sigue adelante.

El Bundesbank comenta también en su boletín la evolución económica alemana en el último trimestre del año y explica que el PIB de la primera economía de la eurozona ha crecido débilmente en el último trimestre del año y ha sido sólo "algo más alto que en verano".

El PIB alemán creció entre julio y septiembre de 2004 sólo un 0,1% respecto a los tres meses anteriores. Para el último trimestre del pasado año la mayoría de los expertos prevé un crecimiento económico del 0,2%.