_
_
_
_
Editorial
Es responsabilidad del director, y expresa la opinión del diario sobre asuntos de actualidad nacional o internacional

Greenspan cambia el paso

La Reserva Federal estadounidense subió ayer un cuarto de punto los tipos de interés oficiales, situándolos en el 1,25%. Se trata de la primera subida en cuatro años. Y probablemente la más anticipada de la historia, ya que Alan Greenspan y su equipo llevan meses avisando a los mercados sobre la decisión que iban a adoptar. Los miembros del consejo de gobernadores de la Fed ponen así fin oficialmente a un largo ciclo durante el cual los tipos de interés de EE UU han estado al nivel más bajo desde 1958. Y todo apunta a que la de ayer fue la primera de una serie de subidas que irán sujetando las riendas inflacionistas en un momento en el que la economía estadounidense ya crece a un ritmo razonable del 3,9%, la inversión se ha recuperado y las empresas vuelven a crear empleos.

Para Greenspan, la cuestión fundamental ahora es cómo poner fin a esta larga etapa de tipos de interés históricamente bajos sin provocar sacudidas graves en los mercados, las empresas y las familias. Durante los años del dinero barato, empresas y consumidores han asumido un elevado nivel de deuda. Sólo en el mercado hipotecario la deuda asumida el año pasado asciende a un billón de dólares. Una subida pronunciada y brusca de los tipos de interés, como la que orquestó el propio Greenspan en 1994, podría ser desastrosa. Pero el casi octogenario banquero (que en los 17 años que lleva al frente de la Fed ha tenido que capear con dos recesiones, una burbuja tecnológica que terminó explotando y un crac bursátil) seguramente ya tiene bien aprendida esa lección.

En Europa, donde el alza del petróleo y de otras materias primas también está tirando al alza de la inflación, el BCE no está en condiciones de seguir los pasos de la Fed porque las principales economías siguen mostrando un crecimiento anémico. Pero la decisión de ayer reduce el diferencial de tipos con la zona euro (donde están al 2%) y puede poner coto al debilitamiento del dólar, lo que en sí mismo ya supone un alivio para las economías europeas que dependen de la exportación.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_