Divisas

El euro sube a 1,26 dólares con menor volatilidad

La volatilidad que ha dominado los mercados de divisas en los últimos seis días disminuyó ayer. El euro cerró en Europa a 1,2641 dólares frente a los 1,2582 de la víspera. Los analistas buscan referencias sobre el devenir inmediato de las monedas y, en concreto, sobre posibles soportes que den tranquilidad a corto y medio plazo.

'¿Quién decide el tipo de cambio objetivo en un país? Muy pocas autoridades -bancos centrales y Gobiernos- admitirán que tienen un objetivo concreto para el tipo de cambio. Y, sin embargo, es evidente que su evolución es muy importante para que se cumplan las proyecciones económicas y financieras', dice José Luis Martínez, economista jefe en España de Citigroup.

'En EE UU es el secretario del Tesoro el que puede aludir a los niveles deseados del dólar', añade Martínez. 'El martes tuvimos un nuevo ejemplo de su objetivo de dólar fuerte. Para muchos algo sin sentido, al ver cómo no se pone ningún suelo a la moneda norteamericana, al tiempo que se admiten las bondades de su depreciación'.

La mayor parte de los expertos coinciden en que las autoridades europeas parecen no tener claro el nivel más adecuado para el euro. La única coincidencia es que se delimitan cambios por encima de 1,30/1,35 dólares como negativos para la economía europea. Nadie sabe qué es lo que haría el Banco Central Europeo si esas cotas fueran superadas tras afirmar que los tipos ya están muy bajos.

Oro

El Bundesbank confirmó ayer la venta de 600 toneladas de oro en los próximos cinco años. La cotización de este metal, que sigue los pasos del dólar al instante, experimentó una caída de dos dólares, hasta 410, la onza. Quedan lejos los máximos de 2003.