Inversión

El escándalo Yukos empaña la fortaleza bursátil de Rusia

La inversión suele ser un dilema entre rentabilidad y riesgo. Rusia ha subido el 49% en el año gracias, entre otras cosas, a la mejora del rating en Moody's, que ha dejado por primera vez de ser bono basura. Pero los inversores en la zona se exponen a sustos como el arresto del presidente de Yukos, que tumbó el mercado.

'El bono ruso ha cotizado con un diferencial de sólo 250 puntos (el 0,25%) sobre el estadounidense. No refleja el riesgo que supone Rusia, y lo de Yukos es un buen ejemplo', señala, Arlo Carrió, de Sabadell Banca Privada, quien considera la mejora de estos mercados agotada.

Aunque no faltan expertos que consideran positivo que Rusia intente atar en corto a oligarcas como Jodorkovsky, Standard & Poor's, que aún mantiene a Rusia en la calificación de bono basura, señala que la calificación de deuda de Yukos recoge los riesgos de un país 'donde las instituciones políticas y legales son a menudo opacas e impredecibles'. La Bolsa rusa cotiza, aún, a precios bajos. Yukos cotiza con un PER 2003 de 6,57 veces y una rentabilidad por dividendo del 8,95%. El índice RTS tiene un PER medio de 7,48 veces y renta el 3,54%. Pero, pese a todo, expertos como los de Crédit Suisse aconsejan cautela con el mercado ruso.

Europa del Este es otra historia. Es todavía un mercado emergente, pero en mayo de 2004 entran en la UE Polonia, Hungría, República Checa, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Letonia y Lituania, además de Chipre y Malta. Ello ha desatado subidas en Bolsa que van del 25% de Budapest al 122% del mercado letón.

Algunas compañías europeas como Deutsche Telekom han adquirido empresas en la zona, y otras externalizan allí producción o servicios. La apertura de mercados y la homologación de criterios fiscales supone un atractivo para la inversión. Pero Bolsas y bonos han subido ya mucho y, además, los mercados son estrechos.

ampliación de la ue ¿Qué efectos económicos tendrá?

REl comercio de la UE con Europa Oriental representa alrededor del 50% del comercio con Estados Unidos, y las exportaciones a la zona suponen el 12,6% del PIB. Es, además, una zona natural de expansión para la inversión y las empresas europeas. La población de la UE crecerá el 20% -20 millones de personas-, pero el PIB solamente en 5%. Tres países, Polonia -con 39 millones de personas-, Hungría y la República Checa- aportarán tres cuartas partes de los nuevos habitantes.

RLa Comisión Europea ha calculado que la ampliación hará crecer cada año un 1,7% adicional el PIB de los 10 nuevos miembros, entre 2000 y 2009. En la zona euro la ampliación solamente supondrá un 0,1% adicional de crecimiento en este mismo periodo.

REn los últimos años Europa del Este ha sido un campo de batalla entre las grandes compañías europeas. Han pujado para hacerse con compañías locales con potencial y han invertido dinero en establecer o trasladar producción a la zona. Es un área donde se pueden vender nuevos productos. Según Morgan Stanley, el volumen de exportación de whisky escocés se multiplicó por tres en los cinco años posteriores a la entrada de España en la CEE. Además, los costes laborales en Europa del Este son una quinta parte que en Alemania.

todos los fondos suben

l En la CNMV están domiciliados 33 fondos que invierten en Rusia o Europa del Este. Hay otros extranjeros, pero no se comercializan a particulares.

l Son la opción más viable para un inversor español que quiera aprovechar las oportunidades de esta zona, pues la inversión directa es demasiado compleja.

l La rentabilidad más alta en 2003 la ha obtenido el DWS Russia de Deutsche, con un 55%. Es el único fondo que invierte sólo en Rusia. Hay otros 15 productos que suman más de un 25% en el año, y el menos rentable es el SCH Emergentes Europa, que con todo se ha revalorizado un 9,76% en lo que va de ejercicio. Ningún fondo baja.