El debate de los precios

Los alimentos frescos, los libros de texto, la ropa y el calzado sostienen la inflación

El índice de precios de consumo (IPC) aumentó un 0,3% en septiembre, acumula un avance del 1,4% desde el primero de enero y en los últimos 12 meses registra un aumento del 2,9%. Esta tasa interanual sólo es una décima menor que hace un mes y sigue muy alejada de la previsión del 2% que maneja el Gobierno para fin de año.

La tasa subyacente, el auténtico núcleo duro de la inflación, aquella que excluye el movimiento de los alimentos frescos, la energía y los impuestos, se ha mantenido estable en septiembre y su tasa interanual repite en el 2,8%.

La resistencia de la inflación a ceder (sólo lo ha hecho en una décima el índice general y nada la subyacente) es imputable al alza de los precios de los alimentos frescos, los libros de texto, la ropa y el calzado. Sus ascensos absorbieron sobradamente los descensos en ocio y cultura, transportes y hoteles, cafés y restaurantes.

La alimentación no elaborada registra un incremento en los últimos 12 meses del 7,7%

Las evoluciones en los tres grandes grupos citados como responsables del avance de los precios les colocan también como los tres más inflacionistas de todo el índice, y todos ellos muy por encima de la tasa general. Así, la alimentación registra un avance anual del 4,4%, y un 7,7% si se trata únicamente de los no elaborados (frescos); vestido y calzado aumenta en 12 meses un 3,9%; y la enseñanza tienen una tasa de inflación del 5%. Hoteles, restaurantes y cafés, pese al descenso de septiembre, también conserva una tasa superior a la media: 4%.

Los alimentos frescos han aumentado un 2,2%, con subidas del 2,9% en pescado, 3,5% en huevos, 6,5% en carne de ovino, 2,7% en legumbres y hortalizas frescas, y 1,7% en carne de pollo. En total, la alimentación fresca ha aportado 0,194 puntos de inflación en septiembre, y su tasa interanual llega al 7,7%.

Mayor aportación al avance mensual de los precios ha tenido el vestido y calzado, con 0.247 puntos, pese a haber subido sólo un 2,7%. La ropa de hombre subió un 4,7% y un 3,7% sus reparaciones; el calzado de hombre y de niño subió también más de un 3% como consecuencia del fin de las rebajas y el cambio de temporada.

Los libros de texto, como todos los años en septiembre y octubre, aumentaron un 0,7%, y aunque su aportación al índice es limitada, acumula un incremento del 5% en los últimos 12 meses.

La tasa subyacente sigue en el 2,8% en los últimos 12 meses, con resistencia también a ceder, como consecuencia de un aumento en los servicios del 3,5%. Los productos industriales, con competencia mundial, están en el 1,6% en 12 meses y tasa negativa desde enero.

Los dañinos efectos del diferencial

P ¿Qué diferencial de precios con la unión monetaria europea mantiene España?

R Sigue cercano a un punto, (0,9 puntos), ya que el índice de precios armonizado de España en septiembre se situó en el 3% (3,1% en agosto), y la primera estimación del IPC de los países de la zona euro que hicieron las autoridades comunitarias para septiembre era de un 2,1%.

P ¿Dónde está alojado el diferencial de precios con la unión monetaria europea?

R En los servicios, ya que los precios de los productos industriales y la energía se mueven de forma simultánea en todas las economías, puesto que hay competencial internacional plena. En los servicios, todos ellos en mercados semicautivos o sin competencia, existe una gran resistencia a bajar los precios en España, y es ahí donde se acumulan los diferenciales con la UE. No obstante, los precios de los servicios descendieron un 0,5% en septiembre, mientras que en septiembre de 2002 sólo habían descendido en un 0,3%.

P ¿Qué efectos puede generar sobre la actividad económica un diferencial tan prolongado?

R Tener una tasa de inflación (unos precios) más altos que los competidores en un mercado único convierte a los productos españoles en menos competitivos, al menos si existe plena movilidad y competencia en todo el territorio. La pérdida de competitividad supone perder cuota de mercado paulatinamente; y si no se corrige, puede desembocar en ajustes de oferta por parte de las empresas afectadas, lo que a su vez tendría consecuencias en sus plantillas. Tradicionalmente las pérdidas de competitividad se enjugaban con periódicas devaluaciones de la divisa.

Las cifras que más destacan

14,5
2,8 -14,74,3

Carne de ave

Es la rúbrica más inflacionista de las 57 del IPC, con un 14,5% de avance en 12 meses. Le sigue frutas frescas con un 13%.

-4,7

Recreativos

Es la rúbrica menos inflacionista, con tasa negativa. También registran caída las comunicaciones, los electrodomésticos y el azúcar.

Madrid

Están además por debajo del 3%: Asturias, Galicia, Cana-rias, Baleares, las dos Casti-llas, Cantabria, Extremadura y Comunidad Valenciana.

Hoteles

Respiro del precio de los hoteles y otros alojamientos, que bajan un 14,7% en septiembre, tras las fuertes subidas del verano.

Granada

Es la provincia más inflacionista, con tasa anual del 4,3%. El comportamiento más moderado está en Santa Cruz de Tenerife, con el 1,5%.