Alta velocidad

Los Reyes inauguran el AVE a Lleida la víspera de su primer viaje comercial

Antes de salir, los Reyes han descubierto en la estación de Atocha una placa conmemorativa que recordará que "presidieron el primer viaje de la línea de Alta Velocidad Madrid-Zaragoza-Lleida".

Después, las autoridades han subido al tren, estacionado en la Vía 2, con sus billetes en la mano y tomaron asiento en el segundo coche, de clase Preferente. Tras diez minutos de espera, tiempo durante el que se acomodaron los invitados a este viaje inaugural y el casi centenar de periodistas que cubrirá el trayecto, las puertas del tren se cerraron y se inició la marcha hacia Lleida.

Entre los pasajeros que viajan hoy en el tren se encuentran el ministro de Fomento, Francisco Alvarez Cascos; el presidente del Senado, Juan José Lucas; el fiscal general del Estado, Jesús Cardenal; la comisaria europea de transportes, Loyola de Palacio; el presidente de Renfe, Miguel Corsini; y el presidente Ente Gestor de Infraestructura Ferroviaria (GIF), Ramón Escribano.

Placas y autoridades

La llegada del AVE Madrid-Lleida a la estación de Guadalajara-Yebes estaba prevista para las 10:57, pero el tren se adelantó dos minutos. Los reyes de España, Juan Carlos y Sofía, descubrieron también allí una placa conmemorativa del viaje.

En Guadalajara, Don Juan Carlos y Doña Sofía han sido recibidos por el presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Bono. El tren reanudó su marcha sobre las 10.10 horas, tal y como estaba previsto, después de hacer una parada de quince minutos.

La tercera placa del día esperaba a sus majestades en la estación de Calatayud, a la que llegaron a las 11,03 horas. En el anden de la nueva estación ferroviaria, los Reyes fueron recibidos por el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, el Delegado del Gobierno, Eduardo Ameijide, el presidente de las Cortes aragonesas, Francisco Pina, el consejero de Obras Públicas, Javier Velasco, y el alcalde de Calatayud, Fernando Martín, entre otras autoridades.

Tras hacer un breve recorrido por la estación, hasta la que se acercaron varios centenares de personas, a algunos de los cuales saludaron tras permitir el dispositivo de seguridad su acceso al anden, los monarcas volvieron a subir al AVE y partieron a las 11,20 horas.

Al tren se subieron las autoridades aragonesas para continuar viaje hasta la estación intermodal Delicias de Zaragoza, donde serán recibidos por el alcalde de la ciudad Juan Alberto Belloch y también descubrirán otra placa conmemorativa.

En Lleida, los Reyes, serán recibidos por el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, y el alcalde de la ciudad, Antoni Siurana, abandonarán el tren y darán por concluido el acto de inauguración oficial del nuevo ferrocarril.