Envejecimiento

La OCDE alerta de que en 2030 el 47% de la mano de obra será mayor de 65 años

En su informe anual sobre el empleo divulgado hoy, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico insiste en la necesidad de aplicar políticas que reduzcan el conjunto de inactivos, y no sólo el de desempleados, la preocupación actual y "contraproducente", según el jefe de la división de análisis y política de empleo, "porque propicia un aumento del gasto social que deteriora el déficit público, al tiempo que genera o consolida la exclusión".

El crecimiento de la mano de obra, que fue del orden del 1,3% anual en las tres últimas décadas en los 30 países miembros de la OCDE, se ralentizará al 0,3% en los próximos 30 años, si no se toman medidas, mientras que la relación de mayores de 65 años respecto de la mano de obra total aumentará del 27% en 2000 al 47% en 2030 por ese envejecimiento, advierte la organización a menos de dos semanas de la reunión de ministros del ramo.

Medidas en cuatro ejes

Los autores del informe propugnan las siguientes medidas:

  • Rentabilidad "El trabajo tiene que ser rentable", de forma que las personas reciban estímulos para incorporarse o mantenerse en la vida activa. Para ponerlo en práctica, proponen reducir impuestos para las personas con salarios más bajos o disminuir las cargas sociales que soportan los empleadores.

  • Flexibilidad Promover el empleo de los citados grupos marginados, creando de guarderías que permitan la inserción de las mujeres y una mayor flexibilidad para los trabajadores con responsabilidades familiares, dando por ejemplo la posibilidad de trabajar a tiempo parcial.

  • Ayudas decentes "Adecentar" las prestaciones sociales, incluyendo estímulos para que los desempleados o los que están fuera del mercado de trabajo vuelvan a la actividad. La OCDE considera que los subsidios de desempleo tienen que estar vinculados a obligaciones de búsqueda efectiva de trabajo, y que las oficinas del desempleo deben servir para establecer contacto con el mercado laboral.

  • Formación Formar, en especial de los trabajadores poco cualificados, para evitar que no queden apartados de la oferta de empleo. Incluir fórmulas que permitan compatibilizar el aprendizaje o capacitación con empleos a tiempo parcial.

Deterioro de la situación del empleo

La OCDE estima que hay una serie de "signos alentadores" que

muestran una "mejora estructural" en los mercados laborales de los países miembros desde comienzos de los 90, aunque admite que la situación del empleo se ha deteriorado desde 2000-2001. Constata que el desempleo subió al 6,7% en 2002 y llegará al 7% en 2003, antes de disminuir al 6,8% en 2004.

El índice de actividad aumentó en el periodo 1991-2001 en dos tercios de los países de la OCDE, una tendencia que parece estructural y, por tanto, sostenible, al igual que la disminución del desempleo en la mayoría de los países.