Divisas

El euro recupera los 1,125 dólares tras el peor retroceso semanal en más de cuatro meses

La divisa europea pierde fuelle ante el billete verde con un fuerte ritmo. Junto al progresivo retroceso de las últimas semanas por la expectativa de una recuperación de la economía estadounidense que propicia la vuelta de los inversores al dólar, ayer esa confianza se vio satisfecha por el inesperado dato del PIB de Estados Unidos del segundo trimestre, que creció un 2,4% cuando los analistas habían previsto cifras muy inferiores, entre el 1,5 y el 1,8%.

Así, la divisa estadounidense ha tomado un impulso que mina el valor de la moneda única, que se ha depreciado un 2,9% en lo que llevamos de semana frente al dólar. En el inicio de la negociación en los mercados europeos, el euro se cambiaba en Francfort a 1,1205 dólares, frente al cambio de 1,1230 de ayer, pero a medida que avanzaba la mañana, la caída se acentuaba, y a las 13.00 hora española, el cambio era de 1,1162, un retroceso del 0,6%. Consiguió subir por la tarde hasta los 1,1252 dólares, mientras el BCE fijó el cambio en 1,1169.

La divisa europea está así en su nivel más bajo desde el pasado 16 de julio, a la espera de que el mercado responda a la publicación al otro lado del Atlántico del índice de actividad nacional ISM, el índice de confianza definitivo de julio establecido por la Universidad de Michigan y, sobre todo, las cifras del paro