Resultados

El beneficio semestral de Bankinter sube un 11%

Bankinter ha mejorado un 11,01% su beneficio semestral -en el primer trimestre la subida fue del 7,08%-, porcentaje que está ligeramente por encima de las previsiones de los analistas.

La previsión del banco es seguir mejorando la cuenta de resultados en los próximos trimestres, en línea al semestre. 'El beneficio de la entidad mantendrá la senda al alza. Estamos haciendo las cosas al ritmo que queremos y sin alterar nuestra solvencia. Nuestra cuenta es sólida y sin recovecos. Sostenemos que será un buen año', aseguró ayer Echegoyen.

Echegoyen, no obstante, matizó sus previsiones de principio de años, en las que aseguraba que Bankinter cerraría el año con los mejores resultados de la banca.

BANKINTER 6,46 4,60%

La reducción de costes es uno de los principales capítulos en los que Bankinter apoya la mejora del beneficio. En el semestre la disminución de los gastos de transformación fue del 1,94% y logró volver a mejorar su ratio de eficiencia en 3,18 puntos, situándose en el 46,83%, uno de los más bajos de la banca.

El directivo, no obstante, reconoce que 'cada vez es más difícil recortar costes'. Pero el banco espera compensar el menor margen de maniobra en gastos con una subida del negocio con clientes, incluido una mayor aportación de ingresos por comisiones. Echegoyen, de hecho, destacó la recuperación de esta última partida, que aportó a la cuenta 71,9 millones de euros, el 4,40% más que un año antes.

Más comisiones

La recuperación de las comisiones se debe en parte al cambio de política del banco, que ha pasado a cobrar desde abril ciertos servicios hasta entonces gratuitos. Este cambio provocó cierto malestar entre los clientes, pero 'nadie ha dejado el banco por ello y ya casi no se producen quejas', dijo. Como ya es tradicional, el banco ha seguido con su apuesta por los clientes más rentables, aunque sea a costa de perder cuota de mercado. En un año el número de clientes captados cayó un 3,7%, pero ha subido un 4,1% la rentabilidad media de cada cliente en el semestre.

Uno de los principales pilares del negocio de Bankinter -como para casi toda la banca- son las hipotecas, que crecieron en un año el 18% (por debajo del 22% de media del sector). Pero según explicó Echegoyen en el banco 'nos jugamos mucho en el mercado hipotecario. Por eso damos menos hipotecas con financiación al 80% de la tasación de la vivienda. Hay que andarse con ojo'.

El crédito total del banco creció un 13,16%, incluidas las titulaciones, con 19.381 millones de euros -sin ellas la subida es del 4,97%-. La tasa de morosidad es del 0,30%. Los recursos de clientes, dentro y fuera de balance, han alcanzado los 24.401 millones de euros, un 6,23% más. De ellos destaca el incremento del 13,84% en fondos de inversión y del 17,94% en pensiones.

Echegoyen destacó, además de la importancia de las hipotecas, su apuesta por las pymes. 'No bajamos el pistón en este segmento. Hemos abierto 22 centros para pymes y terminaremos con 28 este año'. Pero descartó entrar en una guerra de precios como el BBVA. 'Tenemos ya unas ofertas muy competitivas. Los que tienen que bajar precios son otros', subrayó.

Como en otras ocasiones, reiteró la postura de Bankinter de no crecer por compras. 'No creo que ése sea nuestro negocio', dijo. Y opinó que las compras de bancos no son rentables para el accionista.