Previsiones

British American Tobacco ofrecerá 1.500 millones por ETI, según la prensa

British American Tobacco podría ofrecer un total de 1.500 millones de euros por ETI, según publicó ayer The Sunday Times, superando la expectativa del Gobierno italiano de espera ingresar con la venta de la tabaquera entre 1.100 a 1.400 millones de euros.

El Comité de Privatizaciones del Ministerio de Economía ha avanzado que el método para concluir la venta será una subasta simple y así, se adjudicará la empresa a la mejor oferta económica, aunque si hay dos ofertas idénticas se podría ampliar el proceso.

En la pugna por ETI, en la que también participa Altadis que concurre en alianza con el fondo de inversión estadounidense Equinox y la italiana Federazione Tabaccai Associati, acuden el consorcio integrado por British American Tobacco, aliado con la italiana Bernabé, y el grupo íntegramente italiano Imprenditori Associati y Aurelia di Gavio.

Altadis vivirá esta semana un momento decisivo en su estrategia de expansión internacional, ya que el próximo miércoles, día 16 de julio, presentará su oferta por la tabaquera italiana ETI, cuyo proceso de privatización podría culminar ese mismo día con la apertura de plicas.

Los analistas afirman que Altadis cuenta con capacidad financiera para abordar esta operación, ya que a principios de junio firmó un crédito sindicado de 2.400 millones de euros para acometer su expansión internacional, una cifra que incluye la compra de la marroquí Régie des Tabacs du Maroc (RTM) por 1.292 millones de euros. Recuerdan que, según el ratio barajado por Altadis de endeudarse hasta 3,5 veces sobre su Ebitda, la compañía cuenta con recursos suficientes.

Si finalmente Altadis se adjudica la tabaquera italiana se consolidará como la segunda compañía dentro de Europa occidental, por detrás de British American Tobacco, y alcanzaría un tamaño que dificultaría las posibilidades de una oferta pública de adquisición (OPA) hostil. La tabaquera hispano francesa está interesada además en otros procesos de venta en el exterior, como la privatización de dos fábricas en Serbia cuyo proceso ya ha comenzado, la privatización de Teke (la empresa estatal turca) o la rumana, sin descartar las oportunidades que puedan surgir en Asia.