Dificultades

Las aerolíneas perderán 22.000 millones de euros a raíz de la crisis abierta con el 11-S

Desde los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estado Unidos hasta finales de 2003, las aerolíneas perderán unos 22.000 millones de euros, según ha afirmado hoy Assad Kotaite, presidente de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI). A los efectos del 11-S se han sumado este año la guerra en Irak y la expansión de la neumonía atípica, lo que ha dejado a las aerolíneas en una situación "económicamente desastrosa", asegura Kotaite. Sólo estos dos factores generarán pérdidas por valor de 10.000 millones de dólares este año. Si se suman las pérdidas de las compañías desde los ataques terroristas, la cifra al cierre de este año ascenderá a unos 22.000 millones de euros.

El titular de la OACI señaló que para hacer frente a la situación es necesario que los respectivos gobiernos las apoyen económicamente. "Instamos a los gobiernos a apoyar a las aerolíneas, que son un factor vital del desarrollo económico y de la integración global", manifestó. Entre otras medidas, sugirió que los estados dejen de cobrar temporalmente a las aerolíneas algunas tasas, como las del uso de aeropuertos o las de servicios migratorios.

Por su parte, las aerolíneas "deberían reestructurarse, reducir su personal y evitar el exceso de capacidad", subrayó. "Con estas medidas, pensamos que después de cierto tiempo las líneas aéreas podrían operar en su capacidad normal", añadió. Asimismo, advirtió que varias compañías aéreas, cuya cantidad no precisó, podrían quebrar si no se hace algo para revertir la situación. "No hay un estudio de las compañías que están en riesgo de quebrar porque nuestro papel no es hacer estudios para que las aerolíneas desaparezcan, sino para que no lo hagan", concluyó.