Aerolíneas

Fernando Conte sustituirá a Xabier de Irala al frente de Iberia a partir de junio

El consejo de administración de Iberia ha despejado hoy la incertidumbre sobre el nombramiento de su nuevo presidente. El elegido ha sido Fernando Conte, hasta ahora consejero de la compañía y vicepresidente ejecutivo de ABB, que contaba con el respaldo de varios accionistas, del ministro de Economía, Rodrigo Rato, y del propio Irala, que también provenía de la plantilla de ABB.

El hasta ahora máximo responsable de Iberia, Xabier de Irala, que ha estado al frente de la compañía aérea desde que comenzó el proceso de privatización hace siete años, seguirá en el cargo hasta el 12 de junio. Después, pasará a ser el presidente de la caja de ahorros BBK.

Pero la elección de Conte no ha sido fácil ni pacífica. La convicción de que sería el elegido tras el espaldarazo del Gobierno abrió la caja de Pandora y desencadenó serias tensiones entre los socios de la aerolínea (British Airways, American Airlines, BBVA, Logista, El Corte inglés y varias cajas lideradas por Caja Madrid), que pedían al Gobierno que no se inmiscuya en el nombramiento.

Caja Madrid es quien más revuelo creó sobre el nombramiento ya que es la principal accionista individual y tenía su propio candidato: el actual número dos de Iberia y presidente de la entidad bancaria, Miguel Blesa. Esta opción estaba estrechamente vinculada con el resultado electoral de las próximas autonómicas, dado que el máximo responsable de Caja Madrid es designado por el Gobierno de la comunidad autónoma, actualmente en manos del PP. La presidencia de Iberia hubiera sido para Blesa un buen destino laboral en el caso de que Esperanza Aguirre resulte elegida líder de la oposición, tal y como vaticinan algunas encuestas.

Ante el antagonismo de ambas posturas, a última hora tomó cierta fuerza una tercera solución que proponía un nombre aceptable por todos, pero que contaría con una limitación en el tiempo de su mandato. En este caso, el designado hubiera sido Antonio Masa, antiguo miembro de UCD y ex presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme).

Sin embargo, el peso de Conte, arropado por buena parte de los accionistas y el Ejecutivo se ha terminado imponiendo.