'Telecos'

Telefónica adoptará en junio tecnología móvil japonesa y deja el UMTS para 2004

La mayor operadora de telefonía celular española, Telefónica Móviles, ha decidido abrazar la opción japonesa como vía más rápida para llegar al mundo de los servicios multimedia. Fuentes de la empresa han asegurado que el próximo mes de junio comenzará a dar servicio comercial en España bajo la tecnología i-mode, desarrollada por la operadora nipona NTTDocomo hace cuatro años, y que cuenta hoy con más de 30 millones de usuarios en todo el mundo, especialmente en Japón.

Telefónica Móviles que, como el resto de las operadoras españolas, comenzó a prestar servicios multimedia a través del móvil el pasado mes de julio bajo el estándar europeo Wap-GPRS, ha sido sin embargo la que ha realizado una apuesta más moderada durante estos meses.

Las cosas van a cambiar a partir del próximo mes de abril, cuando la operadora inicie la explotación del sistema japonés i-mode en fase de pruebas. En esa fecha la empresa que preside Antonio Viana-Baptista tiene previsto realizar un 'importante relanzamiento publicitario' de sus servicios multimedia -aquellos que incluyen la transmisión de imágenes, sonidos polifónicos y datos, junto a la voz tradicional-, que se mantendrá en el tiempo hasta que el i-mode sea plenamente comercial en junio.

Las fuentes de la empresa citadas no han querido cuantificar la inversión publicitaria, aunque han asegurado que 'realizaremos un esfuerzo muy importante'.

La estrategia comercial que han diseñado los directivos de Telefónica Móviles evitará introducir i-mode en el mercado español como una marca diferenciada. Las dos opciones de servicios multimedia que la empresa tendrá en el mercado próximamente -i-mode y Wap-GPRS- se comercializarán bajo un nombre único: e-moción, y será precisamente esta marca la que protagonizará la campaña publicitaria a partir de abril.

Los usuarios no tendrán por qué conocer si usan una modalidad u otra de servicio multimedia, y ello sólo dependerá de si han adquirido un terminal compatible con el estándar japonés i-mode o con el europeo Wap-GPRS.

Alianza con NEC

Telefónica Móviles anunció en julio del año pasado un acuerdo con NTTDocomo para desarrollar los servicios multimedia i-mode en España. La operadora japonesa ya había firmado pactos de este tipo con otras compañías europeas que, como E-Plus, KPN, Base o Bouygues Telecom, han comenzado, o comenzarán en breve, a prestar el servicio en los principales países del continente.

Durante los últimos nueve meses la operadora española ha estado trabajando con el fabricante de equipos japonés NEC, que ha suministrado la plataforma tecnológica sobre la que se soportará el servicio i-mode. La inversión en los nuevos equipos de red ha supuesto un desembolso entre 7 y 10 millones de euros.

Los terminales i-mode para la fase de pruebas los suministrará la propia NEC, pero para junio está previsto que también se comercialicen teléfonos móviles de Mitsubishi, Toshiba, Nokia, Panasonic o Samsung.

La plataforma de NEC para el i-mode español permitirá la navegación directa por Internet a través del teléfono móvil y la prestación de servicios avanzados de mensajería. Telefónica Móviles ha tenido especial cuidado en desarrollar una aplicación técnica propia que hará plenamente compatible la comunicación vía mensajes cortos (SMS) y mensajes multimedia (MMS) entre los terminales de tecnología europea y japonesa.

Este estándar desarrollado por NTTDocomo, según las fuentes de Telefónica citadas, tiene como principal ventaja 'que ya cuenta con cuatro años de experiencia, 30 millones de usuarios y más de 300 empresas en todo el mundo que ya suministran contenidos compatibles con i-mode'.

El principal inconveniente es la 'incompatibilidad de este estándar con los desarrollos tecnológicos europeos', que precisamente han nacido con retraso en relación con sus competidores orientales porque han querido ser 'interoperables'. Las fuentes de Telefónica citadas quitan trascendencia a este inconveniente, ya que 'tanto Wap-GPRS como i-mode son tecnologías de transición hasta que llegue UMTS'.

Respeto a los plazos pactados con el Gobierno

El lanzamiento comercial en España de la solución japonesa de telefonía móvil i-mode en el mes de junio 'no supondrá ninguna clase de incumplimiento ni de retraso por parte de Telefónica Móviles en relación con el calendario de implantación de UMTS pactado con el Gobierno': segundo semestre de 2003 para realizar pruebas precomerciales en esta tecnología y verano de 2004 para iniciar la explotación comercial.

Las fuentes de la operadora citadas reconocen, no obstante, que la apuesta que se pondrá en el mercado en las próximas fechas sobre servicios multimedia de la llamada generación 2,5, deja a Telefónica Móviles fuera de la carrera por situarse en el grupo de cabeza de las empresas que lancen el servicio UMTS.

Telefónica hará las pruebas con la red de telefonía móvil de tercera generación en el mes de diciembre de este año, y a partir de entonces 'comenzaremos la carrera por el UMTS para comercializar el servicio en junio de 2004', aseguran las fuentes citadas. Durante el ejercicio actual las 800 estaciones base desplegadas por todo el territorio español permanecerán inactivas.

La operadora española tiene previsto comercializar a partir de junio terminales compatibles con i-mode a un precio que oscilará entre 400 euros los de gama alta y 100 los más sencillos. No obstante, aspira a comercializar en la Navidad de 2003 un terminal con cámara de fotos por un precio inferior a 150 euros.