Telefonía

Telefónica Móviles apuesta por el mercado latinoamericano a expensas del europeo

Este año Telefónica Móviles apuesta por los mercados de Brasil y México que son los que ofrecen mayores posibilidades, tanto por su potencial de crecimiento como por su situación estable y optimista. Reconoció que la fortaleza del euro hará que en el primer trimestre se penalicen las operaciones en monedas latinoamericanas aunque señaló que en el conjunto del año el balance será finalmente positivo.

El presidente de Telefónica Móviles se refirió a la fuerte posición que ocupa la empresa en Brasil, donde son el primer operador en su Joint Venture con Portugal Telecom, y dijo que allí son la única operadora con generación de fondos positiva. Este año lanzarán una marca única en Brasil e implantarán una estrategia comercial unificada para las siete operadoras que controlan.

En México, donde están invirtiendo 600 millones de dólares en la construcción de una red GSM, dijo que la inversión se centrará en este año y el 2004 y esperan conseguir cash flow positivo en el 2006.

TELEFÓNICA 2,98 0,74%

UMTS

Tras invertir cien millones de euros, la filial de móviles de Telefónica se muestra totalmente preparada para lanzarse a la tercera generación de telefonía móvil (UMTS). Pero está esperando a que haya suficientes terminales con esta tecnología, así como un precio que pueda asumir el mercado.

Las previsiones del presidente ejecutivo, Antonio Viana-Baptista, son que a finales de año haya teléfonos suficientes y que la operadora pueda iniciar para entonces los servicios de UMTS, para los que cuenta ya con 750 estaciones base en España. En la conferencia de prensa previa a la junta de accionistas que se celebrará mañana, afirmó que 2003 será el año de crecimiento y de consolidación de operaciones y que no se verá afectado por el saneamiento de activos y reestructuración de operaciones en Europa que se produjo el año pasado por un importe de 5.049,8 millones y que provocó unas pérdidas de 3.724 millones. Sin este saneamiento, explicó que la empresa hubiera ganado 1.405,8 millones, un 46,9% más que hace un año.

Viana-Baptista reiteró que el retraso de la tecnología UMTS provocó que la operadora no pudiera comenzar a dar servicios en los países europeos en los que tenía licencia y en estos momentos, el alto nivel de penetración de la telefonía móvil en esos países, hace muy difícil la entrada de un nuevo operador partiendo de cero. Afirmó que Telefónica puede plantearse "otras formas de crecimiento" aunque este es un momento de consolidación y crecimiento de servicios.