El precio de alquiler en centros comerciales se estancará en 2003

Sólo los centros comerciales más novedosos y de reciente creación, como es el caso de Xanadú o Príncipe Pío, en Madrid, elevarán el listón de los precios de alquiler de locales durante 2003. El resto de los complejos verán estancar sus rentas, siguiendo la misma tendencia que se ha observado en 2002, según refleja un informe de Jones Lang Lasalle. En todo caso, las rentas de los centros de primer orden de Madrid son entre un 20% y un 25% más caras que las de Barcelona.

La demanda de alquiler de locales en centros comerciales sigue creciendo, pero en la misma proporción que lo hace la construcción de complejos y, por tanto, el incremento de la oferta. Esto ha hecho que durante 2002 se hayan mantenido estables las rentas y que las perspectivas para este ejercicio sean de estancamiento, según pone de manifiesto un informe elaborado por Jones Lang Lasalle. Hay que tener en cuenta que 2002 ha sido un año récord tanto en apertura de centros comerciales como en inversiones.

Según Luis Íñiguez, director de la división de retail de la compañía, sólo los centros de nueva creación, de gran tamaño y con una oferta amplia y diferenciada elevarán el listón de precios. En este contexto se enmarcan los dos próximos que se inaugurarán en la Comunidad de Madrid: Xanadú (con una pista de esquí en su interior) y Príncipe Pío (ubicado en el centro urbano).

Esta estimación de estancamiento en el alquiler en centros comerciales contrasta con la subida que se prevé para los locales a pie de calle. 'Aunque las rentas aparentemente han seguido estables a lo largo del año, lo cierto es que se estima una subida de alrededor de un 5% en las mismas, y que se materializará sobre todo en los traspasos', señala el informe. En cuanto a las rentas en las medianas superficies, también se mantendrá la estabilidad de precios.

De cualquier modo, los centros comerciales continuarán con un ritmo de aperturas similar al registrado el año pasado, lo que servirá para atender la creciente demanda de locales por parte de cadenas (muchas de ellas franquicias) con planes de expansión.

Uno de los datos que más llaman la atención es la diferencia de precios que existe entre Madrid y Barcelona, especialmente en los centros de primer orden. Mientras que en Madrid los niveles de rentas se situaron entre 721 y 865 euros por metro cuadrado para locales de 100 metros, en Barcelona el precio se sitúa entre 577 y 721 euros por metro cuadrado.

Esto significa que alquilar un local en un centro comercial de Madrid es entre un 20% y un 25% más caro que en Barcelona. Si, además, se elige La Vaguada, el complejo con alquileres más caros en España, las diferencias pueden ser superiores.

No obstante, los alquileres en los centros comerciales siguen siendo notablemente más bajos que en las zonas más caras de los cascos urbanos. El precio medio en la calle Preciados de Madrid (la más cotizada) es de 1.442 euros por metro cuadrado, mientras que en la calle de Serrano ronda los 1.298 euros por metro, el mismo precio que se paga en la Puerta del Ángel de Barcelona.

Luis Íñiguez destaca la rotación de inquilinos que se ha producido en los centros comerciales de nueva creación, especialmente en Barcelona, 'ya que la madurez se alcanza al cabo de los tres años'.

En el caso de Madrid, las altas rentas registradas a comienzos de 2002, bajaron en el segundo y tercer trimestre, volviendo a subir a los mismos niveles a final de año. Esto es debido a que 'la importante oferta futura que se está comercializando para 2003 y 2004 está alcanzando rentas muy altas. Como consecuencia, se espera que los centros más importantes no modifiquen sustancialmente sus rentas, pero que sí afecte a las de otros centros más secundarios', concluye.