Escenario bélico

El conflicto dañará la financiación de los países emergentes

Una guerra larga con Irak amenazará la posición crediticia de países emergentes como Brasil, Jamaica y Turquía, que dependen en gran medida de los préstamos externos, advirtió ayer Standard & Poor's. La calificadora internacional de crédito dijo en un informe que un conflicto de corta duración tendría un ligero impacto negativo en las calificaciones soberanas actuales, pero consideró que una guerra prolongada tendría repercusiones más allá de la zona del conflicto.

Esta percepción de los emergentes contrasta con la que se tiene de los países del golfo Pérsico. Así, S&P califica la deuda soberana de Brasil con B+ y la de Turquía con B-, mientras que Bahrein y Qatar tienen una nota mejor, de A-, muy dentro del nivel de grado de inversión.

Los analistas de los bancos de inversión especializados en mercados emergentes han estado advirtiendo desde hace un tiempo que los países que dependen del financiamiento externo podrían tener un año difícil, incluso sin una guerra, y que un conflicto podría exacerbar la aversión de los inversionistas al riesgo. Los analistas ya han reacomodado sus carteras de deuda de mercados emergentes ante la posibilidad de una guerra con Irak y la mayoría recomienda elegir a Rusia como refugio.

No obstante, la prima de riesgo por poseer deuda de los mercados emergentes ha pasado desde 854 puntos sobre los bonos del Tesoro de EE UU en noviembre a 719 puntos en la actualidad. Aún así, algunos expertos denuncian la vinculación que los inversores han hecho entre los títulos de las economías en desarrollo y los bonos basura, de alto riesgo. La subida de la prima de riesgo dejará a muchos países en una posición financiera extremadamente delicada.