Equipo económico

Friedman será nombrado principal asesor económico de Bush, a pesar de las críticas

Stephen Friedman será el principal consejero económico del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, a pesar de las presiones de los republicanos más conservadores, por su aparente defensa de un presupuesto equilibrado, lo que podría chocar con el plan gubernamental para rebajar más los impuestos.

El nombramiento de Friedman, ex presidente de Goldman Sachs, completará la renovación del equipo económico de la Casa Blanca, después de que, la semana pasada, la Casa Blanca forzase la marcha de Paul O'Neill como secretario del Tesoro y de Lawrence Lindsey como jefe del Consejo Económico Nacional.

Esta misma semana, Bush anunció la designación de John Snow, presidente de una empresa ferroviaria, como nuevo secretario del Tesoro. La marcha de O'Neill se debió, al parecer, a su oposición a un nuevo recorte de impuestos impulsado por la Casa Blanca, ante el temor de que provoque un aumento del ya creciente déficit.

El nuevo recorte tributario que impulsará la Casa Blanca supondría unos 300.000 millones de dólares en tres años. Friedman, un hombre de Wall Street, fue presidente de la empresa de inversiones Goldman Sachs y actualmente trabaja en otra compañía de inversiones, Marsh and McLennan Capital.

Friedman trabajó también para el Gobierno, pues el secretario de Defensa Donald Rumsfeld le encargó estudiar cómo reformar la estructura financiera del departamento que dirige y el estudio recomendó la estandarización de los sistemas de contabilidad.