Despidos

Deutsche Telekom suprime 7.500 empleos más de los previstos

Deutsche Telekom anunció ayer que tiene previsto suprimir 29.500 empleos en su división de telefonía fija en Alemania de aquí al año 2005, lo que equivale a un 25% del total de la plantilla de T-Com. La compañía había informado a principios de año que dicha reducción de personal afectaría a 22.000 trabajadores.

La telefónica líder en Europa, que emplea a 254.800 personas en todo el mundo, planea eliminar 7.200 puestos este año, otros 14.000 en 2003 y 8.300 a finales de 2005. Las acciones del grupo alemán subieron ayer un 5,69%, protagonizando uno de los incrementos más fuertes del índice bursátil alemán Dax. El valor en Bolsa de la compañía ha caído un 53% en lo que va de año.

La multinacional germana trata de reducir costes tras presentar en agosto los peores resultados de su historia y acumular una deuda de 67.000 millones de euros. Además, a partir del 1 de diciembre el grupo deberá permitir a compañías competidoras la utilización de sus redes para llamadas locales, lo que hasta ahora era su monopolio.

En el mes de julio el presidente de la empresa, Ron Sommer, renunció a su cargo, criticado por la agresiva política de adquisiciones que había desarrollado. Su puesto es ocupado actualmente, y de forma provisional, por Helmut Sihler.

La búsqueda de un sucesor adecuado 'sigue su curso normal', dijo ayer el presidente del consejo de vigilancia, Hans-Dietrich Winkhaus. Aunque no se dieron a conocer nombres de posibles sucesores, se considera que el presidente de la subsidiaria de telefonía celular T-Mobile, Kai-Uwe Ricke, es uno de los candidatos con más posibilidades.

Una cadena privada alemana informó ayer de que la operadora está tanteando al presidente de Deutsche Post, Klaus Zumwinkel. Un portavoz de Deutsche Post aseguró que Zumwinkel quiere permanecer en su puesto actual, mientras que Deutsche Telekom rehusó comentar la información.