Bolsa de Madrid

La calma vuelve a los mercados europeos

Una vez más, para el alivio general, después de la tormenta, ha llegado la calma. La cautela de unos inversores que parecen 'sabérselas todas' ha minimizado, en un tiempo récord, el devastador efecto que ayer tuvo el escándalo contable de Worldcom, sobre todos los mercados bursátiles de Europa.

La sensación generalizada al cierre era de alivio. A saber, Francfort y París ganaban, respectivamente, un 1,9% y un 1,1%. El índice Footsie de Londres, más afectado por el fraude de la operadora de telefonía estadounidense, se revalorizaba sólo un 0,2%.

En la Bolsa de Madrid, un día más, el grupo Telefónica, a rebufo del tirón que ha supuesto el rumor sobre la posible salida de Bolsa de Terra, ha contrarrestado la rémora insalvable de la crisis argentina. Durante toda la jornada, la operadora y sus filiales han mantenido un amable tira y afloja con los valores más expuestos a la problemática financiera de Latinoamérica. Un día más, Repsol, Endesa y los dos grandes bancos han contenido al Ibex, permitiéndole leves, aunque sostenidas, ganancias. Al final, el principal índice del parqué madrileño se ha revalorizado tan sólo un 0,19%, y descansa hasta nueva orden en los 6.695,80 puntos. El índice general del mercado continuo ha ganado algo más, un 0,16%, y se sitúa en los 702,46 puntos.

Sin menospreciar la influencia del buen dato del PIB estadounidense, que ha crecido un 6,1% en el segundo trimestre, el Grupo Telefónica se erige de nuevo en motor de la Bolsa de Madrid. Al frente del tirón, un día más, Terra. Pese a haber sido desmentido por sus responsables administrativos, persiste en el mercado el rumor sobre una posible salida de Bolsa de la filial de Internet y nuevas tecnologías. Hoy, sus títulos se han revalorizado un 11,69%, hasta los 5,35 euros. A su lado, TPI se anotaba una subida del 3,06%. La matriz y la filial de móviles se desinflaban a última hora y registraban leves avances, del 0,24% y del 1,10%, respectivamente.

En Europa, las 'telecos' también se recuperaban del varapalo de ayer, toda vez que Goldman Sachs haya anunciado el cambio de su recomendación para el sector de telecomunicaciones, de §infraponderar§ a §neutral§.

El comportamiento de los dos principales bancos, la petrolera Repsol y la eléctrica Endesa, valores afectados de gravedad por la crisis financiera de Argentina, ha ensombrecido los impulsos alcistas. El SCH cedía un 1,15% y la eléctrica cerraba con unas pérdidas del 0,14%. Por el contrario, la petrolera y el BBVA conseguían revalorizarse al final de la sesión, un 1,74% y un 0,97%, respectivamente.

Entre el resto de los 35 valores que componen la cesta del Ibex, el mayor descenso era para Altadis, con una caída del 6,04%; a continuación, FCC, con una pérdida acumulada del 3,27%, y Sogecable, un 3,13% abajo.

Por su parte, el Nuevo Mercado ha avanzado un 3,66% y se sitúa en los 1.988,40 puntos. Avánzit, de la que siguen llegando buenas noticias sobre la reestructuración de su deuda, ha seguido su propio camino al alza, con una ganancia del 6,48%. Las únicas pérdidas sustanciales en el sector han sido para Amper, que cede un 2,05%.

Los recién estrenados títulos de Enagás se han apreciado un 1,63%, en su segundo día de cotización. La coincidencia de su salida a Bolsa con una jornada bursátil nefasta deslució por completo el estreno del operador de gas, que ayer cayó un 5,38% respecto al precio de colocación, y que no se benefició de la recuperación que vivió el Ibex al cierre.