Cepsa abarata el gasóleo dos pesetas por la caída de su cotización

La compañía petrolera Cepsa, segunda del mercado español con algo más del 23% de los puntos de venta, decidió ayer rebajar el precio del gasóleo dos pesetas, después de que la cotización internacional de este carburante haya variado su tendencia alcista de las últimas semanas y haya comenzado a ceder por la menor demanda y una climatología más favorable de lo habitual en esta época del año. Por otra parte, decidió mantener invariable el precio de las gasolinas.

Con este rebaja, que se hizo efectiva la pasada medianoche, el precio medio del gasóleo de automoción en la red de estaciones de servicio de Cepsa pasa de costar 112,2 pesetas el litro como promedio a 110 pesetas el litro.

Por su parte, la cotización internacional ha comenzado a remitir a principios de esta semana, cuando ha pasado de cerrar a 227 dólares la tonelada el pasado día 19, a fijar un precio de 218 dólares, según el cierre del pasado martes, explicaron fuentes de Cepsa.

Esta reducción se produce al tiempo que distintos responsables del Ministerio de Fomento habían pedido desde el pasado día 17 que las petroleras trasladaran al gasóleo el abaratamiento registrado en el crudo, como ya lo estaban haciendo con el precio de las gasolinas. Entonces, las compañías aludieron que la cotización internacional del gasóleo no se había reducido como consecuencia de la mayor demanda de este combustible ante el inicio de la temporada de invierno.

Sin embargo, esa realidad parece que ha comenzado a cambiar en los últimos días, al tiempo que ayer la directora general de Política Energética y Minas, Carmen Becerril, se alineó con las críticas vertidas por el Ministerio de Fomento a las petroleras. A pesar de que Becerril trató de justificar la actitud de las compañías por la mayor carestía en el mercado internacional del gasóleo frente a una tendencia claramente bajista de las cotizaciones de las gasolinas, ante la posibilidad de contradecir las críticas de los responsables del Ministerio de Fomento, la directora general de Política Energética dijo mantener "la misma postura que la del Ministerio de Fomento".

Por su parte, las petroleras todavía no han obtenido respuesta del departamento que dirige Francisco Álvarez-Cascos acerca de la reunión que han solicitado con el subsecretario del ministerio y el director general de Transportes para abordar el conflicto sobre las rebajas de precios. Ambos altos cargos acusaron al sector de falta de transparencia y alertaron de los efectos nocivos que el mantenimiento de los precios del gasóleo tendría sobre los costes de los transportistas.