Entrevista
Carmen Olivié: “El arte es servicio público y ha de ser rentable”

Carmen Olivié: “El arte es servicio público y ha de ser rentable”

La directora de Eulen Art se licenció en Geografía e Historia y especializó en Arte

Completó su formación con un curso de Museología en la Fundación Cerralbo

Asegura que la Catedral de Santa María y San Julián de Cuenca, se ha despertado con la exposición La poética de la libertad, que se exhibe hasta el 6 de noviembre y cuyo principal reclamo son las celdas del cautiverio del artista chino Ai Weiwei. Está satisfecha de los resultados obtenidos, que desde la inauguración el 26 de julio ha recibido a 2.200 visitas y espera alcanzar las 120.000. De todo ello habla Carmen Olivié, nacida en Lisboa (Portugal) hace 57 años, que desde hace dos años dirige Eulen Art, una nueva división de la empresa de servicios Eulen.

Pregunta. ¿Cómo surge la iniciativa de montar una exposición en una catedral?

Respuesta. Surge de una manera natural, con motivo de la celebración del IV centenario de la muerte de Cervantes, en un proceso de comunicación con la catedral, que siempre se ha mostrado receptiva a este tipo de iniciativas, ya que son los artífices de la Semana de la música religiosa de Cuenca. Nos lanzaron el reto de si nos apetecería montarles una exposición, recogimos el guante y le hicimos la propuesta al director [Miguel Ángel Albares], les fascinó el proyecto porque decidimos apuntar alto y traer a Weiwei.

P. Entonces, ustedes se dedican a montar exposiciones para otros.

R. Esto es un llave en mano, desde la idea, el comisariado, los contactos con los artistas, la búsqueda de recursos, el montaje de la exposición, desde la seguridad, la limpieza, iluminación, todos los servicios... En el caso de Cuenca estamos haciendo que tengan inversiones que reviertan en la ciudad. La exposición también es un homenaje a los artistas [se refiere a Rafael Canogar, Martín Chirino, Francisco Farreras y Luis Feito] que pusieron a Cuenca en el mapa artístico mundial, y que son los artífices del Museo de Arte Abstracto Español.

P. ¿Por qué decide Eulen apostar por el arte?

R. Fue en 2014 cuando decide montar este nuevo departamento, aunque desde hace años ya venía prestando servicios a los museos, como vigilancia, seguridad..., pero ahora lo que necesitan son mediadores culturales, restauradores, y todo esto se lo proveemos nosotros. Hay una evolución en la relación que mantenemos con los museos y apostamos por profundizar en la especialización. Hacemos desde catalogación a inventario, ofrecemos un servicio integral.

P. ¿Vive el arte en España un buen momento en España?

R. El mundo del arte vive momentos difíciles como todos. Existe la necesidad de encontrar financiación, algo que no beneficia en nada la no existencia de una potente ley de mecenazgo. El arte dinamiza una ciudad, la despierta, tiene un gran tirón económico para otras actividades. Es una estrategia que ha dado buenos resultados en Málaga [en esta ciudad se encuentran, entre otros, el Museo Picasso, el Museo de Arte Contemporáneo y el Museo Carmen Thyssen], y en Bilbao, con el Guggenheim, que despertó a esta ciudad.

P. ¿Apuesta el mundo empresarial por este sector?

R. Debería haber un mayor reconocimiento a las empresas que hacen el esfuerzo, no solo fiscal, por el mundo del arte. El patrocinio debe tener un retorno, los visitantes a una exposición tienen que saber quién ha contribuido a hacerla posible, tiene que tener reconocimiento social. Es necesaria una fórmula sostenible. Y la administración debe ir de la mano de las iniciativas privadas, lo que sucede es que la cultura es a largo plazo y la política, a corto.

P. ¿Qué debe tener una exposición para ser rentable?

R. No hay que olvidarse nunca del visitante, que sea interesante para el público en general. Las exposiciones tienen que ser rentables, aunque no dejan de ser un servicio público, pero cuanto menos deficitarias sean mejor. Hay que cambiar el modelo para que los museos sean autosuficientes.

Un modelo para exportar a EE UU

El primer proyecto en el que trabajaron fue con la Fundación La Caixa, cuyos restauradores de registro proceden del grupo Eulen. “Confiaron en nosotros y seguimos trabajando para ellos”. Otra de las iniciativas que han puesto en marcha es la exposición de Las Edades del Hombre, que nació hace ya cerca de 30 años con el propósito de conservar, restaurar, investigar y difundir el patrimonio de las iglesias de Castilla y León. Entre sus objetivos, está llevar esta exposición fuera de España. Según Carmen Olivié, Estados Unidos y América Latina son grandes destinos para el grupo. “Miami es una apuesta, ya que gestionamos su aeropuerto y es una ciudad que apuesta por la cultura”.

Normas
Entra en EL PAÍS