_
_
_
_
_

Las claves del éxito emprendedor con Uri Levine

Entrevista a Uri Levine, emprendedor y fundador del navegador Waze

Uri Levine, comparte sus perspectivas sobre el pensamiento emprendedor, la innovación y el éxito empresarial en una entrevista exclusiva. Desde su experiencia como emprendedor exitoso hasta su reciente libro ‘Enamórate del Problema, No de la Solución’.

Soy emprendedor, pero también mentor y profesor. Comprometido con la difusión del pensamiento emprendedor, era natural para mí, después de construir dos unicornios - Waze y Moovit - dar el siguiente paso y escribir “Enamórate del Problema - No de la Solución”.

El libro ofrece tutoría y tiene como objetivo capacitar a los empresarios para construir negocios exitosos mediante la identificación de los mayores problemas de sus consumidores y la interrupción de los mercados ineficientes que actualmente les sirven.

Para mí era importante desvelar la verdad que se esconde tras las dificultades de crear una startup, y al mismo tiempo ofrecer a los emprendedores un libro de recetas sobre cómo hacerlo bien, con la esperanza de que mis lectores utilicen mis ideas para aumentar sus posibilidades de éxito.

El libro va dirigido a toda persona que quiera hacer realidad su idea. Para toda persona que quiera tener más éxito.

Construí Waze y mis otras startups para crear valor para otros y resolver grandes problemas que importan a grandes audiencias. La intención inicial era simplemente ayudar a la gente a evitar los atascos de tráfico, y conseguirlo para muchos conductores.

Ha habido, y sigue habiendo, muchos momentos gratificantes a lo largo del viaje cuando la gente me da las gracias por Waze. Es entonces cuando sé que he sido significativo para ellos y que he creado valor. Por ejemplo, en una de mis charlas, conocí a una persona que me dio las gracias por resolver sus problemas matrimoniales. Le pregunté: “Ni siquiera te conozco, ¿cómo puede ser?”, a lo que respondió: “Ya no nos peleamos en el coche, gracias a Waze”.

Estos pueden ser los momentos en los que entiendes que has marcado la diferencia, y que tu producto Funciona, que has alcanzado el ajuste producto-mercado.

¿Cómo lo sabes? Cuando vuelven, cuando tus usuarios demuestran que les gusta el producto y vuelven. Esa es la primera señal de que el producto funciona, de que se ha alcanzado la adecuación entre el producto y el mercado, y de que se ha conseguido adaptar las necesidades de los usuarios al producto.

Llegar hasta ahí fue un largo viaje de fracasos en una montaña rusa. La gente cree que fue una lucha específica, pero hasta que no descubres el ajuste producto-mercado, luchas todos los días.

Al fin y al cabo, el viaje empresarial consiste en crear valor, y la forma más sencilla de crear valor es resolver un problema.

Pero hay mucho más. Cuando te enamoras del problema, éste sirve como estrella polar de tu viaje y, cuando tienes una estrella polar, te desvías menos de tu rumbo y tienes más probabilidades de tener éxito.

Tu historia será más convincente. Imagina que en 2007 le hubiera dicho a la gente “Voy a construir un sistema de navegación basado en la multitud de IA”. Todo el mundo diría “Ah, sí, muy interesante”, pero a nadie le importa. Si hubiera dicho “Voy a ayudarte a evitar los atascos”, a la gente le importaría (como así fue).

Creo que reforzó mi creencia en la creación de valor y la resolución de problemas como forma de vida.

Todas mis startups intentan crear valor, resolver un problema, después de la adquisición, puedo hacer más, puedo ser mentor y coach de múltiples CEOs.

Para mí, se trata de la creación de valor, hacer un mayor impacto y quiero creer que el libro hará un mayor impacto, ayudará a más personas a tener éxito.

Hay muchas lecciones de mis múltiples viajes como emprendedor, en Waze, Moovit, y mis otras startups, así que diría “lee mi libro”, las tiene todas ahí.

Por mencionar algunas, diría que aprendí mucho sobre cómo gestionar un equipo: en un capítulo, llamado “Despedir y contratar”, subrayo la importancia de que el CEO tome decisiones difíciles.

Si hay alguien, incluido uno de los fundadores, que no es adecuado para la empresa, debe tomar la decisión correcta y dejarle marchar.

Esta es también una prueba del liderazgo del CEO. Si alguien no es adecuado para su puesto, en la mayoría de los casos, todo el mundo lo sabe. Así que, o no lo sabes y eso no es bueno para la forma en que te perciben los demás miembros del equipo, o lo sabes y no haces nada al respecto, lo que también repercute en tu liderazgo y en la percepción que tienen de ti los demás miembros de la organización.

También aprendí mucho sobre el carácter del CEO. El Director General debe tener una actitud de “no rendirse nunca”.

A eso añadiría la importancia de fracasar rápido: crear una startup es un viaje de fracasos, y desarrollar tu producto implica un sinfín de iteraciones. Fracasar rápido y cambiar de rumbo con rapidez te permitirá llegar antes a la solución adecuada.

Cuando se vendió Waze, fue la mayor cantidad que se había pagado por una aplicación (en aquel momento). Cuando recibimos la oferta, nos quedamos boquiabiertos. Pero había otra cara de la moneda: tu empresa ya no es tuya y teníamos que acostumbrarnos a ello.

Para decidir si debes vender o no, debes tener en cuenta lo siguiente: tú, tu equipo, hoy y mañana. Piensa en tu bienestar, tu ego, tu alter-ego, tu reputación, tus próximos X años, tu futuro.

Piensa en las alternativas, y si esto va a suponer un cambio de vida para ti y para tu equipo, vende.

En el capítulo 12 de mi libro hablo por primera vez de la adquisición de Waze por Google. El capítulo es sobre todo relevante para aquellos que se enfrentan a un diálogo relevante, así que tienes que leerlo dos veces, la primera vez cuando leas el libro entero y la segunda vez cuando tengas diálogos relevantes.

Creé Waze para eliminar los atascos. Desde entonces, el número de vehículos en las carreteras no ha hecho más que aumentar y ahora hay más atascos que nunca. Creo que la solución adecuada debería ser un transporte público eficiente.

Imaginemos un kilómetro de un carril de una autopista, en ese 1 KM hay 40-45 vehículos con 50 personas, y simplemente no tenemos suficientes carreteras. La proporción media de pasajeros por vehículo en el mundo occidental es de 1,1. Esto es simplemente demasiado espacio.

El usuario (conductor o pasajero) tiene tres factores que influyen en su elección de movilidad: el más importante es la comodidad, que es individual y subjetiva, el segundo es la velocidad, y el tercero, el coste.

Para resolver los atascos, tenemos que cambiar la relación entre el número de pasajeros y el de vehículos, y la mejor manera de hacerlo es proporcionando una solución de transporte público que sea cómoda, rápida y barata - gratis es incluso mejor.

Si queremos convertir una ciudad en un sistema de movilidad eficiente, tenemos que proporcionar vías dedicadas al transporte público, y entonces puede ser rápido.

Simplemente destina la mitad de las avenidas y las calles únicamente al transporte público, tendrás algo que podría llevarte de cualquier sitio a cualquier sitio.

Por esas avenidas y calles circula una línea que es como un ascensor, una flota de vehículos del tamaño de una furgoneta con una frecuencia muy alta y hazlos autónomos para que puedas permitirte los costes operativos. Será cómodo, ya que hay un servicio a una manzana de distancia, será rápido, ya que no hay otros coches en esas calles y avenidas, y debería ser gratuito.

Al mismo tiempo, es muy difícil para los responsables tomar este cambio. Tomar decisiones difíciles es duro, pero necesitamos a alguien que tome las decisiones correctas.

Si no lo hacemos, si hoy los atascos son malos, en los próximos años serán peores.

En este caso, no depende de los innovadores, sino de las autoridades. Los empresarios y los innovadores pueden cambiar muchas cosas, pero no la normativa.

Al mismo tiempo, quiero señalar que los vehículos autónomos pueden cambiar el panorama y, si se gestionan correctamente, ofrecerán una solución de transporte público que ayudará a resolver el problema de los atascos.

Otro problema del que me estoy ocupando en este momento es el aparcamiento. Mi startup, Pumba, ofrece una solución de aparcamiento en las ciudades. Creo que sigue siendo un problema grande y doloroso que aún no se ha resuelto.

Creo que llegar con una solución tecnológica en lugar de encontrar una solución a un problema real y grande es el error número uno. No alcanzar el ajuste producto-mercado, o no esforzarse por alcanzarlo, también es un error fundamental que acabará con el fracaso de la startup.

El mundo necesita emprendedores para hacer de él un mundo mejor. Nunca renuncies a tus sueños y pasiones.

Piensa en las 10 empresas más importantes del mundo, muchas de ellas creadas por emprendedores, y no hace tanto tiempo.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_