_
_
_
_
Breakingviews
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

China se lanza a gastar un billón de euros en casas

Las empresas estatales y los gobiernos locales responden a la llamada de Pekín para comprar la enorme cantidad de pisos que quedan por vender

construccion
Construcción de un bloque de viviendas en Hangzhou (Zhejiang, China).William Hong (REUTERS)

La selección nacional de China sale a la caza de casas. Las empresas estatales y los gobiernos locales están respondiendo a la llamada del Ejecutivo central para comprar la enorme cantidad de pisos que quedan por vender. Esto debería ayudar a frenar la caída de los precios.

Las autoridades locales de Hangzhou, sede de los titanes Alibaba y Geely Automobile, dieron el pistoletazo de salida a esta audaz iniciativa anunciando que comprarán hasta 100.000 metros cuadrados de apartamentos en el distrito de Linan a precios de mercado y los alquilarán a precios asequibles. En abril, el Politburó pidió un esfuerzo nacional para reducir el inventario de viviendas. El Consejo de Estado chino, informa Bloomberg, estudia también una propuesta según la cual los gobiernos locales y las empresas estatales comprarían las viviendas no vendidas a promotores en dificultades con préstamos de entidades crediticias estatales.

Es una ambiciosa iniciativa que representa un cambio respecto a los anteriores esfuerzos parciales para apuntalar los precios de la vivienda. Estos incluían ayudas financieras específicas a una “lista blanca” de proyectos inmobiliarios. A finales del año pasado, China contaba con una superficie combinada de viviendas sin vender de hasta 3.600 millones de metros cuadrados, según datos oficiales. Los analistas de Tianfeng Securities calculan que costará 7 billones de yuanes, casi un billón de euros, comprar todo el stock.

Entre los principales beneficiarios está Country Garden, el mayor promotor privado del país, que se enfrenta hoy a una petición de liquidación por parte de sus acreedores, así como Agile Group, que a principios de esta semana incumplió el pago de sus bonos en dólares. El índice Hang Seng Mainland Properties de Hong Kong subió ayer casi un 5%.

El riesgo radica en que los gobiernos locales ya acumulan una deuda de 110 billones de yuanes (14 billones de euros), estima el FMI. Las empresas estatales, como la promotora China Resources Land, también se enfrentan a la ralentización de la economía y se verán obligadas a asumir proyectos de vivienda pública menos rentables, lo que tensará aún más sus balances. El Gobierno central, por su parte, emitirá 1 billón de yuanes (130.000 millones de euros) en bonos soberanos a largo plazo. Puede que no sea suficiente. Recuperar la confianza en el mercado inmobiliario tendrá un coste enorme.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_