_
_
_
_
_
Las claves
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

La inmisericorde revolución de los chips y el antídoto contra las crisis de imagen

Nombres como TSMC, Samsung y especialmente Nvidia hacen palidecer a una firma como Intel, que se ha quedado atrás y debe volver a encontrar su lugar

CINCO DÍAS
Intel
DADO RUVIC (REUTERS)

Aunque muchos ciudadanos no conocieron su existencia (e importancia) hasta la crisis de suministro que se produjo tras la pandemia, los semiconductores no nacieron ayer. Fueron los responsables, por ejemplo, de la ascensión de una compañía de la talla de Intel, que a finales de los sesenta vio venir el papel que tendrían estos pequeños dispositivos en la fabricación de los PC y se pusieron manos a la obra para inundar el mercado con ellos. La compañía californiana, que en 1971 debutó en Bolsa, lideró ese segmento hasta que el estallido de la burbuja tecnológica y la Gran Recesión la golpeó con dureza y le quitó su cetro de las manos, una debacle de la que no se ha recuperado todavía. La razón está en la nueva revolución que están viviendo los chips, que ya se consideran el oro negro del siglo XXI, y la generación de gigantes empresariales a que han dado lugar. Nombres como TSMC, Samsung y especialmente Nvidia hacen palidecer a una firma como Intel, que se ha quedado atrás, pese a las inversiones millonarias que ha acometido para evitarlo. El reto de la firma de Palo Alto es volver a encontrar su lugar en una carrera –la tecnológica– de velocidad inmisericorde.

El mejor antídoto contra una crisis es la experiencia en otra crisis

Cualquier buen ejecutivo puede reflotar una empresa, pero hace falta algo más que expertise en el negocio para superar una crisis de credibilidad. Este principio no escrito, pero que se aprende en las hemerotecas, parece haber inspirado la elección del nuevo CEO de Grifols, Nacho Abia, que llega a la catalana tras haber pasado muchos años en la japonesa Olympus.

El plan de choque de Grifols para disipar las dudas generadas por la ofensiva de Gotham City incluye, entre otras piezas, cambio de auditor, pero también la experiencia de Abia en crisis reputacionales como la que Olympus vivió en EE UU en 2016 y de la que la japonesa salió airosa.

La venta de coches eléctricos no levanta cabeza, (pero los puntos de recarga tampoco)

La promesa del coche eléctrico no despega en España, por muchos discursos voluntaristas que se hagan sobre su brillante futuro. Las últimas cifras, de marzo, dibujan una curva de caída que supera el 12% en los eléctricos puros y que se queda en el 9% si se incluyen los híbridos. Si se miran las cifras del año se aprecia un leve crecimiento, del 1,5%, que no permite sacar pecho ni sostener, contra viento y marea, la vigencia de los objetivos de descarbonización. Entre las explicaciones de esta situación figura el precio de estos vehículos, que desincentiva a buena parte de los compradores, pero también las dudas sobre su autonomía. Una dudas que no desaparecen con campañas de información, sino con hechos, porque están basadas en una dificultad objetiva: la persistente falta de puntos de recarga.

La frase del día

Los hechos han demostrado y seguirán demostrando que China es una oportunidad y no un riesgo para Europa, que somos socios y no oponentes

Wang Yi, ministro de Exteriores chino

La ecuación que ha llevado el precio mayorista de la luz a donde jamás había estado antes

No es la primera vez que el precio de la electricidad en el mercado mayorista cae a negativo en Europa, como saben bien alemanes, austríacos o belgas. Pero sí resulta inédito en España, que ayer vivió un hito histórico gracias a la combinación de un mal clima (que puso a funcionar la energía eólica a máximo rendimiento) y una baja demanda, por el carácter festivo del Lunes de Pascua. La caída a negativo del precio de la luz no supone, sin embargo, una rebaja en la factura del usuario, que en el caso de la tarifa regulada incorpora otros costes fijos y en el caso de la libre se fija al margen de los vaivenes del mercado mayorista. Eso sí, el episodio, que probablemente volverá a repetirse, confirma de forma inequívoca la tendencia a la baja del precio de la energía.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_