_
_
_
_
_
Breakingviews
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

El fabricante de Ozempic se acerca un poco a su valoración

La sanidad pública de EE UU pagará Wegovy, de Novo Nordisk, a pacientes cardiovasculares

wegovy
Cajas de Wegovy en unas instalaciones de Novo Nordisk en Hillerod (Dinamarca).Tom Little (REUTERS)

Novo Nordisk y Eli Lilly están cada vez más cerca de justificar sus enormes valoraciones. El Gobierno de Estados Unidos anunció el día 21 que pagará a los pacientes cubiertos por Medicare –el seguro médico financiado con fondos públicos que se ofrece a los estadounidenses de más edad– el uso del medicamento para adelgazar Wegovy, de Novo, y, potencialmente, Zepbound, de Lilly, siempre que se prescriba para enfermedades cardiovasculares.

Técnicamente, los 65 millones de pacientes de Medicare no pueden utilizar actualmente su seguro para cubrir fármacos adelgazantes. A los legisladores les preocupa el coste: según un estudio publicado en el New England Journal of Medicine, recetar estos fármacos al 10% de los pacientes obesos de Medicare por sí solos podría costar hasta 27.000 millones de dólares (25.000 millones de euros). En comparación, Medicare gastó casi 130.000 millones de dólares en medicamentos bajo su programa Parte D en 2022. Pero Wegovy, de Novo (que también fabrica Ozempic), está aprobado ahora para tratar enfermedades cardiovasculares. Los trastornos renales y hepáticos, o el Alzhéimer, que la obesidad puede causar o agravar, podrían seguirle. Zepbound no está cubierto, al menos de momento.

Puede que esto no impulse el precio de las acciones de Novo Nordisk, pero hace que la valoración del gigante farmacéutico, de 530.000 millones de euros sobre la base de las acciones en circulación, parezca menos descabellada. La empresa está valorada en 10 veces los ingresos estimados para los próximos 12 meses, el doble que su competidora Novartis, según LSEG. El múltiplo de Eli Lilly se sitúa en torno a 15 veces.

Esto solo tendría sentido si sus tratamientos contra la obesidad se convirtieran en un éxito de ventas. Con un precio de referencia de unos 1.000 dólares al mes para pacientes que pagan sus propias facturas, eso es poco probable. Con la ayuda de Medicare, estas ideas empiezan a parecer menos exageradas.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_