_
_
_
_
_
Las claves
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Las claves: la cuerda de las fusiones de telecos, y una oportunidad para dejar el chocolate

Bruselas presiona en sentidos opuestos respecto a la concentración de las operadoras

CINCO DÍAS
Brussels (Belgium), 21/02/2024.- Executive Vice-President for A Europe Fit for the Digital Age and Competition, Margrethe Vestager (L), and European Union Commissioner for Internal Market, Thierry Breton (R), give a press conference to present new initiatives for digital infrastructures of tomorrow, in Brussels, Belgium, 21 February 2024. The Commission presented a set of possible actions to foster the innovation, security and resilience of digital infrastructures. The future competitiveness of Europe's economy depends on these advanced digital network infrastructures and services, since fast, secure, and widespread connectivity is essential for the deployment of the technologies that will bring us into tomorrow's world: telemedicine, automated driving, predictive maintenance of buildings, or precision agriculture. (Bélgica, Bruselas) EFE/EPA/OLIVIER HOSLET
Brussels (Belgium), 21/02/2024.- Executive Vice-President for A Europe Fit for the Digital Age and Competition, Margrethe Vestager (L), and European Union Commissioner for Internal Market, Thierry Breton (R), give a press conference to present new initiatives for digital infrastructures of tomorrow, in Brussels, Belgium, 21 February 2024. The Commission presented a set of possible actions to foster the innovation, security and resilience of digital infrastructures. The future competitiveness of Europe's economy depends on these advanced digital network infrastructures and services, since fast, secure, and widespread connectivity is essential for the deployment of the technologies that will bring us into tomorrow's world: telemedicine, automated driving, predictive maintenance of buildings, or precision agriculture. (Bélgica, Bruselas) EFE/EPA/OLIVIER HOSLET OLIVIER HOSLET (EFE)

Bruselas reclama facilitar las fusiones entre telecos, y Bruselas les pone pegas para proteger la competencia. No son frases incompatibles; Bruselas son muchas personas a la vez, y en este caso dos. Thierry Breton, comisario de Mercado Interior, y Margrethe Vestager, comisaria de Competencia, que tiran de ambos lados de la cuerda en cuanto a dejar que aumente la concentración de las operadoras. El problema es que eso significaría también una unificación del espectro, algo a lo que serían reticentes los Gobiernos nacionales, para los cuales supone una importante fuente de ingresos. También está por ver hasta qué punto aceptarán que empresas estratégicas, como son las telecos, pierden (aún más) su vinculación a un país en concreto. El lanzamiento anunciado el lunes por el Ejecutivo español de la Sociedad Estatal de Transformación Tecnológica es una señal en ese sentido. No es lo mismo que el capital se reparta entre países europeos que con Arabia Saudí, desde luego; pero tampoco generará simpatía, precisamente. Es un sector delicado, que pondrá a prueba el espíritu europeísta de los países, que sí muestran con entusiasmo cuando se trata de recibir fondos.

La subida del cacao, una oportunidad para desengancharse del chocolate

Una de las inversiones históricas de Warren Buffett, a sugerencia de Charlie Munger, fue en la firma de dulces See’s Candies, que le atrajo por su poder para fijar precios: a la gente le cuesta desengancharse del chocolate y las chucherías. Ahora se podrá comprobar con claridad si los fabricantes de productos hechos con cacao pueden elevar los precios en proporción a lo que han subido los costes de la materia prima, que se han triplicado en un año y medio, o si los usuarios aprovechan para desengancharse de las tabletas y los bombones. La situación recuerda a la del aceite de oliva, aunque en este caso los cultivos, que sufren la sequía y las epidemias, están en África. También puede estar habiendo, sin embargo, cierta especulación por parte de los fondos.

El mercado sigue sin confiar en Grifols, aunque las aguas se hayan calmado un poco

Las aguas se han calmado un poco en torno a Grifols, pero el mercado sigue sin confiar demasiado en las expectativas de futuro de un negocio que durante años parecía sólido como una roca y que sufrió un descalabro por la pandemia, del que no logra recuperarse en medio de las dudas por su gobernanza y su situación financiera.

El hecho de que la compañía mantuviera deuda fuera de balance –aunque fuera algo conocido, como dicen los analistas– no genera precisamente tranquilidad, porque sugiere que se intenta maquillar el endeudamiento, en vez de argumentar que habrá caja para pagarlo. Es otro factor más que explica el escepticismo de los inversores, a la espera de los resultados de este jueves.

La frase del día

“La situación de las investigaciones sobre los gasoductos Nord Stream es casi absurda. Por un lado, se reconoce la existencia de un sabotaje deliberado; por otro, no hay más avances”

Dmitry Peskov, portavoz del Kremlin

Cuando hay demasiadas opciones, lo más urgente es no hacer nada

Durante siglos, la humanidad ha tenido que hacer cosas: explorar, producir, fabricar, construir. El mundo estaba por hacer, y la productividad consistía en crear, en generar, en probar, en experimentar, como en una especie de adolescencia colectiva. El petróleo y el carbón han sido básicos para esa expansión, que requería gran cantidad de energía. Pero lo que sirvió en su momento ahora puede no tener sentido. La productividad quizá pase ahora más por gestionar lo que ya existe, por buscar la eficiencia, por una actitud más contemplativa de la realidad, tanto en el trabajo como en el ocio. Hay mucho, demasiado donde elegir, y a menudo hay que seguir el aforismo (atribuido a Mariano Rajoy) a veces lo más urgente es no hacer nada.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_