_
_
_
_
_

El cacao se dispara y anticipa un chocolate más caro: “El mercado ha entrado en modo pánico”

La cotización ronda máximos históricos por las malas cosechas en África Occidental

Precio cacao
Belén Trincado Aznar
Álvaro Sánchez

El cacao ha triplicado su precio por tonelada en el último año y medio, pasando de 2.000 a 6.000 dólares. El avance ha destrozado los máximos históricos marcados hace 47 años, en 1977, cuando un periodo de escasez en los principales países productores de África Occidental obligó a las grandes empresas del sector a encarecer sus chocolates. Ahora, el guion se repite con una particularidad, algunos expertos advierten de que el repunte puede no ser flor de un día, y los altos precios erigirse en la nueva normalidad.

Así lo cree el analista de materias primas de Rabobank en Londres, Paul Joules. “El mercado está en modo pánico: la mayor preocupación es el riesgo de que la escasez que estamos viendo ahora se deba a problemas sistémicos y no únicamente al clima. Problemas como la enfermedad de la vaina negra, la inflamación de los brotes o el abandono del cacao por parte de los agricultores no pueden resolverse rápidamente, y esto significa que el suministro mundial de cacao podría ser limitado durante muchos años más”, apunta por correo electrónico.

En la hemeroteca de The New York Times puede leerse como el 5 de febrero de 1977 la icónica chocolatera Hershey, que entonces ya estaba entre las más grandes y hoy vale en Bolsa unos 37.000 millones de euros, anunciaba un incremento de precios del 46%. Y la historia se repite. Tras la última presentación de resultados, el consejero delegado de Hershey, Michele Buck, no se anduvo con rodeos: “Dada la situación de los precios del cacao, utilizaremos todas las herramientas a nuestro alcance, incluida la fijación de precios, como forma de gestionar el negocio”. Es decir, que no le temblará el pulso en subir lo que cuesta el Kit Kat, por citar uno de sus productos estrella en EE UU —en el resto del planeta lo vende Nestlé—.

“Opino que las empresas chocolateras se verán obligadas a trasladar estos precios más altos a los consumidores; no creo que hayamos visto todavía el pico de los aumentos de precios, especialmente en la UE″, señala Joules.

La vista está puesta sobre la sequía que sufren Costa de Marfil y Ghana, los mayores productores con una cuota conjunta superior al 60%, a mucha distancia del otros como Indonesia, Brasil, Ecuador o Nigeria. Las llegadas de cacao a los puertos durante esta temporada —del 1 de octubre al 18 de febrero— desde Costa de Marfil han sido hasta ahora un tercio inferiores a lo previsto: 1,12 millones de toneladas frente a las 1,68 millones de hace un año, aunque en el segundo trimestre habrá más visibilidad sobre la marcha de las cosechas.

Desde Costa de Marfil, Jean Arsène Yao, catedrático en la Universidad Félix Houphouët-Boigny de Abiyán, cuenta que el tema está siendo muy comentado entre los productores. La subida del cacao está permitiendo a los agricultores vender a su producto a 1.000 francos por kilo (alrededor de 1,50 euros), frente a los 700 francos de antaño (1,20 euros). “Parece poco, pero para los agricultores es bastante. El país se ha endeudado para construir infraestructuras de la Copa de África de fútbol, y esta subida llega como agua de mayo para devolverlas”, dice al teléfono. Eso sí, en caso de que las exportaciones se reduzcan mucho en volumen, también lo harán los ingresos. Y eso impactaría de lleno a Costa de Marfil, dado que el cacao supone el 40% de todas sus exportaciones.

La Federation of Cocoa Commerce (FCC) advierte de que al aumento del precio del cacao se une el del azúcar, en una tormenta perfecta que encarece el producto final que llega a las tiendas. Sin embargo, matizan que el alcance de la crisis del cacao es todavía menor a la de 1977, porque aunque entonces los precios no rebasaron los 5.500 dólares por tonelada como ahora, el efecto de la inflación hace que comparativamente su impacto fuera mucho mayor, y equivaldrían a unos 28.000 dólares de hoy si se ajusta la inflación.

Todo este encarecimiento tiene una vertiente más cercana a las pantallas de Wall Street que a la mejor o peor salud de unos millones de árboles en África Occidental. Muchos fondos de inversión han tomado posiciones en el cacao aprovechando la inquietud sobre su producción para obtener plusvalías, lo que ha contribuido a aumentar su precio en el mercado de futuros. “Esto significa que si vemos señales bajistas en el mercado, es posible que veamos alguna toma de ganancias que aumentaría la volatilidad”, remarca Joules. O lo que es lo mismo, la bajada podría ser más vertical de lo habitual ante la creciente especulación que rodea al cacao, que propicia movimientos más pronunciados tanto al alza como a la baja.

Popularidad al alza

Las noticias sobre los precios récord del cacao se han extendido como la pólvora durante las fechas cercanas a San Valentín. Pero sus ventas están lejos de ser estacionales, y la oferta de cacao está siendo incapaz de cubrir la demanda en medio de la creciente popularidad del chocolate.

En la web de la Federation of Cocoa Commerce se valen de citas de personajes célebres para alabar su producto. “En ninguna otra parte ha concentrado la naturaleza tanta abundancia de los más valiosos nutrientes como en el grano de cacao”, dice una frase que atribuyen al naturalista y viajero alemán Alexander Von Humboldt. Regresando a hoy, su atractivo se ha convertido incluso en reclamo familiar. Hershey vende entradas para visitar su fábrica en Pensilvania, subir a varias atracciones y crear tu propia barrita de chocolate por entre 33 y 73 dólares. El tour está bastante bien valorado por los usuarios en Tripadvisor, y la empresa no ha dicho que la subida de precios vaya a afectarle. De momento.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Álvaro Sánchez
Redactor de Economía. Ha sido corresponsal de EL PAÍS en Bruselas y colaborador de la Cadena SER en la capital comunitaria. Antes pasó por el diario mexicano El Mundo y medios locales como el Diario de Cádiz. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de EL PAÍS.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_