_
_
_
_
_
Breakingviews
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

La ausencia de IA en Apple, ¿una ventaja?

Se beneficiará indirectamente del gasto de otros, y las grandes inversiones no conllevan garantías

iPhone 15 Pro Max
Modelos de iPhone 15 en la tienda de Apple en Sol, Madrid.Javier Lizón (EFE)

En el mundo de la tecnología solo se habla de IA. Excepto en Apple. El CEO de Microsoft, Satya Nadella, mencionó la IA casi cuatro decenas de veces en sus comentarios introductorios de los resultados trimestrales. Apple no la mencionó ni una sola vez en su comunicado del jueves. Esta discreta moderación la convierte en una refrescante apuesta a la contra.

Es cierto que el mercado ha recompensado a las empresas que han hecho grandes avances en IA. Las acciones de Microsoft y Alphabet han dado a los inversores un retorno del 62% y el 42%, respectivamente, en el último año, frente al 29% de Apple. Alphabet aumentó su inversión de capital a un ritmo anual del 70% en el último trimestre. Meta dijo el jueves que su capex podría ser hasta 9.000 millones de dólares más alto este año que en 2023, impulsado en gran parte por la infraestructura de IA. Sus acciones subieron un 12%. En Apple, mientras, el gasto de inversión cayó interanualmente en octubre-diciembre.

Tim Cook ha dicho que el trabajo de Apple en IA se hace entre bastidores. El objetivo es mejorar los productos, de modo que la búsqueda de imágenes sea más precisa y los iPhone conserven la carga durante más tiempo. A Apple tampoco le gusta hablar de los productos hasta que están listos. El trabajo de la firma en IA generativa para su asistente de voz Siri y para Messages difícilmente son secretos, pero qué se lanzará y cuándo siguen siendo misterios. Cook prometió compartir más detalles sobre los esfuerzos en IA, pero no hasta finales de año. Esta vacilación podría significar una oportunidad perdida: si las acciones de Apple hubieran seguido el ritmo de las de Microsoft en el último año, la empresa valdría 700.000 millones más que hoy.

Apple se beneficiará indirectamente del gasto de otros en IA. Si las tecnologías se afianzan, los usuarios pasarán más tiempo en mundos virtuales. Eso probablemente signifique más ventas de dispositivos como los nuevos auriculares de Apple. Por otra parte, las grandes inversiones no conllevan garantías. Si decepcionan, o si un advenedizo se cuela en la fiesta como hizo Apple con el negocio de la telefonía, la moderación de Cook parecerá aún más sabia. Mientras otros se dedican a promocionar la inteligencia artificial, Apple puede estar menos a la moda que de costumbre. Los inversores deberían alegrarse de ello.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_