_
_
_
_
_
Breakingviews
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

La etiqueta ‘made in China’ de Shein choca con su OPV

Dada su dependencia de proveedores locales, busca la aprobación de Pekín para su salida a Bolsa en EE UU

shein
Tienda temporal de Shein en el establecimiento de Forever 21 de Times Square, en Nueva York, en noviembre pasado.DAVID DEE DELGADO (REUTERS)

Shein, el fenómeno de la moda rápida, no puede desprenderse de sus galones chinos. El minorista, que solicitó confidencialmente una OPV en Nueva York el año pasado, está buscando el visto bueno de Pekín para salir a Bolsa. Sea cual sea la decisión del regulador, sentará un precedente complicado para TikTok y otras empresas.

Shein se fundó en China hace una década, pero se ha esforzado por presentarse como una empresa internacional. A finales de 2021, trasladó su sede a Singapur; su fundador y CEO, Chris Xu, se ha convertido a su vez en residente permanente de la ciudad-Estado. La popularísima app no vende al mercado chino. Aun así, Shein depende principalmente de miles de fabricantes subcontratados en la República Popular. Eso puede ser suficiente para que el regulador bursátil del país decida que está sujeta a las normas de cotización chinas.

La noticia supone un enorme revés para la tan esperada cotización de Shein. Los inversores de todo el mundo se han vuelto reacios a la renta variable china, a medida que las impredecibles normativas han afectado a las valoraciones. Alibaba, por ejemplo, cotiza en torno a 7 veces los beneficios previstos para los próximos 12 meses, según LSEG, frente a las más de 20 veces de hace tres años. Si Shein, que según Bloomberg aspira a alcanzar una valoración de 90.000 millones de dólares, está en el punto de mira de los reguladores chinos, su precio podría verse afectado. Además, esto abre la cuestión de hasta qué punto son vulnerables las multinacionales con enormes cadenas de suministro en China, desde Walmart a Tesla.

Otras firmas vinculadas a China también prestarán atención. PDD, que opera la aplicación de compras rival Temu, trasladó su sede de China a Irlanda; TikTok, que afronta al escrutinio de Washington por sus vínculos con su matriz china, ByteDance, también trasladó su sede a Singapur y Los Ángeles. Shein está demostrando que estos cambios cosméticos no son más que eso.

El monopolio de Amazon

El eslogan de Temu compre como un multimillonario está calando entre los consumidores de EE UU. Junto con Shein y TikTok, parece dispuesta a desafiar la enorme cuota de mercado de Amazon justo cuando los antimonopolio persiguen a esta. Eso podría ayudar a su defensa. El problema es que los inversores parecen preferir un monopolio.

La china PDD (Pinduoduo) presentó Temu a los compradores de EE UU en septiembre de 2022, y ya ha acumulado 60 millones de usuarios activos mensuales con su ropa y artículos para el hogar a bajo precio. Luego están Shein y TikTok, que pretende expandirse de forma masiva en ecommerce en EE UU, según Bloomberg.

Shein y Temu ya están conquistando mercados adyacentes a Amazon. Temu representó casi el 17% de los minoristas de descuento, no muy lejos de Dollar Tree, según Earnest Analytics. Mientras, la facturación de Shein se ha disparado hasta los 23.000 millones de dólares, según el WSJ, superando a H&M. Amazon tiene motivos de sobra para preocuparse por su dominio creciente. En China, Pinduoduo y Douyin, de ByteDance, tardaron solo cuatro años en hacerse con el 25% del mercado chino del ecommerce, mientras que Alibaba bajaba del 80% al 50%, según Bernstein.

Esto debería, al menos en teoría, de ayudar a Amazon en un aspecto. Su jefe, Andy Jassy, está luchando contra la Comisión Federal de Comercio de Lina Khan, que demandó al titán por comportamiento monopolístico, incluida su práctica de cobrar a los vendedores simplemente por vender en la plataforma. La empresa rechaza las demandas, y demostrar que dos nuevos competidores están ganando terreno deprisa podría ayudarla a defender sus argumentos. Además, hace poco Amazon introdujo una serie de cambios para ofrecer más opciones a los comerciantes que confían en los servicios de la empresa.

Por ahora, la empresa de Jassy se aferra a su poder. El número de usuarios de Prime en EE UU en 2023, unos 168 millones según Business of Apps, era en torno a un 14% superior al de 2021. Así que los accionistas parecen no inmutarse ante el riesgo inmediato. Pese a las demandas de Khan, el valor de mercado de Amazon subió un 75% el año pasado, ganando 660.000 millones de dólares. Puede que la antimonopolio se alegre si Temu, Shein y TikTok siguen dando un buen mordisco a la cuota de mercado de Amazon. Los inversores no se alegrarán tanto.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_