_
_
_
_
BREAKINGVIEWS
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Las sospechas de espionaje acecharán a Alibaba y Wall Street

Bélgica confirma una investigación a Cainiao, filial logística del gigante asiático, por presunto espionaje. Los asesores estadounidenses que trabajan en su salida a bolsa, como Citigroup o JPMorgan, hablan de una operación segura.

Centro de Cainiao en Wuxi (China)
Centro de Cainiao en Wuxi (China)ALY SONG (Reuters)

Globalizarse es cada vez más difícil para las empresas chinas y asumir las peticiones de instalarse en otros países cada vez más complejo para los asesores financieros internacionales. Lo sucedido con Alibaba es el último ejemplo. El servicio de inteligencia belga (VSSE por sus siglas en francés) confirmó el pasado jueves que está investigando al centro logístico europeo del gigante tecnológico en Lieja que opera bajo la marca de Cainiao, la filial con la que el gigante chino del comercio electrónico quiere competir con Amazon en Europa. Esa confirmación se produjo pocos días después de que Cainiao presentara su solicitud para salir a bolsa en Hong Kong. El asunto no parece nuevo, pero el ruido en torno a tales preocupaciones para la empresa y sus compatriotas puede amplificarse en los próximos meses.

El servicio de inteligencia belga reveló el jueves que está tratando de “detectar y luchar contra posibles actividades de espionaje y/o interferencia llevadas a cabo por compañías chinas, incluida Alibaba”. La alerta está justificada, según VSSE, dado que el sistema legal de China obliga a las empresas locales a responder a las solicitudes realizadas por el aparato estatal de seguridad. En mayo de 2021, el ministro de Justicia belga, Vincent Van Quickenborne, ya hizo comentarios en el mismo sentido. Los asesores estadounidenses que están trabajando en la salida a bolsa de Cainiao en Hong Kong, incluidos Citigroup y JPMorgan, habrían rebajado estas preocupaciones al considerarla una operación segura y alejada de la inteligencia artificial y otras tecnologías altamente sensibles para la seguridad de los estados y que se ha convertido en una de las principales preocupaciones del Ejecutivo de Joe Biden para contener a China. Cainiao limita su defensa a asegurar que cumple todas las leyes locales allí donde opera.

El centro de Cainiao en Lieja es uno de sus dos principales centros mundiales de comercio electrónico, descrito como una “pieza central” de su estrategia. Estas instalaciones le ayudan a llegar mucho más allá de las fronteras belgas, ya que le permiten realizar entregas rápidas a más del 60% de la población europea. Cainiao nació como una empresa que se comprometía a realizar entregas en territorio europeo en menos de 72 horas. La logística internacional representa casi la mitad de los ingresos de la unidad que, según cálculos de Breakingviews, podría estar valorada en 10.000 millones de dólares (9.514 millones de euros). Este tamaño relativamente pequeño muestra que un conflicto relacionado con Cainiao apenas afectará a su matriz, valorada en 213.000 millones de dólares (202.664 millones de euros).

Sin embargo, el drama del espionaje revela los crecientes riesgos políticos a los que se enfrentan las empresas chinas, desde las de comercio electrónico a las de fabricación de automóviles, a medida que se expanden en el extranjero. Y eso, a su vez, puede hacer que los asesores financieros sean más cautelosos a la hora de aceptar acuerdos de financiación. La salida a bolsa de Cainiao forma parte de una reestructuración más amplia en la que Alibaba formará seis grupos empresariales distintos. Alibaba Cloud, el negocio de almacenamiento en la nube, es el siguiente en la lista para cotizar en los mercados internacionales. La empresa de mensajería SF Holding, otra de las filiales del gigante asiático, también prepara su salida a bolsa en Hong Kong para recaudar hasta 3.000 millones de dólares (2.854 millones de euros) con los que financiar, entre otras cosas, su ambiciosa expansión fuera de Asia. Con las elecciones en el horizonte el año que viene, no sólo en Bélgica, sino también en el Parlamento Europeo y en Estados Unidos, las empresas chinas se verán inevitablemente más envueltas en disputas ligadas a la geopolítica.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Molina, es responsabilidad de CincoDías

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_