_
_
_
_
Breakingviews
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Las acusaciones a Binance son el último aliento de las criptomonedas

Aparte de la demanda de la SEC contra la firma, las grandes casas de cambio están perdiendo clientes

Logo de la plataforma de criptomonedas Binance.
Logo de la plataforma de criptomonedas Binance.SOPA Images (SOPA Images/LightRocket via Gett)

El fundador de Binance, Changpeng Zhao, no puede esperar mucho del futuro. El lunes, la Comisión de Bolsa y Valores de EE UU, la SEC, demandó a la mayor bolsa de criptodivisas del mundo, acusándola, entre otras cosas, de inflar artificialmente los volúmenes de negociación y de no controlar adecuadamente las cuentas estadounidenses. Zhao ha defendido enérgicamente a la empresa –y el negocio de las criptomonedas en general– desde que su mayor competidor, Sam Bankman-Fried, fue acusado de fraude a finales del año pasado. Aunque salga airoso de este revés regulatorio, la cotización de las criptomonedas se ha movido en su contra.

La SEC alega que Binance ayudó a sabiendas a clientes estadounidenses a operar ilegalmente en su bolsa. La demanda también dice que Binance participó en operaciones de wash trading, volumen falso, que consiste en que una entidad compra y vende los mismos instrumentos financieros en un esfuerzo por inflar el volumen.

Binance, en una entrada de su blog, recurrió a una conocida defensa de las criptomonedas: la SEC, que ha sido imprecisa sobre cómo debe regularse la criptomoneda, está fuera de su jurisdicción.

Gary Gensler ha hecho todo lo posible para evitar decir explícitamente qué activos digitales entran en el ámbito de la agencia, y la ambigüedad ha sido generalmente problemática para los operadores del sector que intentan continuar en Estados Unidos. Aunque la SEC esté fuera de su alcance regulatorio, sus acusaciones son preocupantes. Como ha dicho el propio Zhao, las casas de cambio se basan en la confianza. Operar sin los controles adecuados, como alega la SEC, infunde todo lo contrario. Y este último asunto no es la única amenaza regulatoria a la que se enfrenta Binance. En marzo, la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos (CFTC, por sus siglas en inglés) presentó cargos similares contra la empresa.

En general, hay cuestiones mucho más importantes en marcha que podrían suponer un riesgo permanente para Binance. Los usuarios de criptomonedas rechazan cada vez más las bolsas propiedad de empresas. Según la empresa de investigación CCData, Binance ha perdido una cuarta parte de su cuota de mercado en los últimos tres meses, y su homóloga Coinbase Global, con sede en Estados Unidos, también está perdiendo terreno.

Parte del problema puede deberse a que los traders minoristas han perdido mucho dinero. Según un informe de la Comisión Federal de Comercio de EE UU de junio del año pasado, han perdido 1.000 millones de dólares por fraude, y eso fue antes de que explotara FTX. Por tanto, el mercado actual puede estar formado principalmente por creyentes acérrimos en las criptomonedas, y es más probable que utilicen alternativas descentralizadas que no estén expuestas a una única empresa o marco regulador.

Eso sugiere que empresas como Binance y Coinbase están luchando por una cuota de mercado cada vez menor y por una clientela cada vez más escéptica. Para Zhao, los mejores días ya han pasado.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción es responsabilidad de CincoDías

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_