_
_
_
_
_
Breakingviews
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

El próximo reto de las tecnológicas asiáticas es resetear el listón

Las elevadas expectativas del mercado son un grave problema para un sector en vías de recuperación

Letrero de Tencent en la World Internet Conference (WIC) de Wuzhen (China).
Letrero de Tencent en la World Internet Conference (WIC) de Wuzhen (China).REUTERS

El instinto es vender. Las empresas tecnológicas asiáticas, desde Singapur hasta China, hacen los ruidos adecuados en materia de reducción de costes y, en su mayoría, avanzan en la dirección correcta, pero no pueden hacer lo suficiente para complacer a los inversores. Las elevadas expectativas del mercado son un grave problema para un sector en vías de recuperación.

“En esta parte del mundo, las acciones caen cuando incumplen [las previsiones] y también cuando las superan”, escribió Venugopal Garre, analista de Bernstein, a sus clientes después de que las acciones de Grab, de Singapur, se desplomaran un 15% el jueves, a pesar de que la empresa de VTC y reparto a domicilio elevó sus previsiones.

Grab se encuentra en uno de los extremos del escepticismo. Los inversores en esta empresa de 11.000 millones de dólares respaldada por SoftBank se están centrando en su tibio crecimiento del 3% en el valor bruto de su mercancía en el primer trimestre y están pasando por alto la reducción de sus pérdidas por quinto trimestre consecutivo (66 millones de dólares, frente a los 287 millones de hace un año). Los ingresos se doblaron con creces respecto al mismo periodo del año anterior.

El consejero delegado, Anthony Tan, es más optimista. El regreso de los turistas al sudeste asiático, afirma, es un buen augurio para el negocio principal del grupo, la movilidad, de cara al segundo semestre. A principios de semana, las acciones de su compatriota Sea se desplomaron un 18% tras unos resultados ligeramente decepcionantes, que eclipsaron el segundo trimestre consecutivo de beneficios. Los ingresos de su unidad de juegos cayeron un 52%, mientras que el comercio electrónico creció una cantidad similar.

Empresas chinas

Otras están sintiendo una presión parecida. El gigante chino de los videojuegos y las redes sociales Tencent registró el miércoles un aumento interanual de sus ingresos trimestrales del 11%, mejor de lo esperado, gracias a los incrementos de dos dígitos de sus unidades de publicidad, pagos y computación en nube. El beneficio neto creció a su vez un 11%. A pesar de la vuelta al crecimiento, sus acciones cayeron en Hong Kong al día siguiente.

Los inversores también se asustaron cuando el grupo de comercio electrónico Alibaba comunicó unas ventas un 2% mayores que en el mismo trimestre del año pasado, pero que incumplieron las previsiones de los analistas recogidas por Refinitiv en un 1%, lo que hizo desaparecer 13.000 millones de dólares de valor de mercado durante la noche en Nueva York. Ni siquiera el plan de la empresa de devolver a los accionistas títulos de su división de computación en la nube, Cloud Intelligence Group –parte de una disgregación radical destinada a liberar valor–, logró entusiasmar a los mercados.

Se justifica cierta cautela, pero los 220.000 millones de dólares de Alibaba, por ejemplo, cotizan a solo 10 veces sus previsiones de beneficios para los próximos 12 meses, según Refinitiv, no muy lejos de empresas estatales de servicios públicos como China Mobile y China Unicom, que alcanzan aproximadamente 9 veces. A 2,5 veces las ventas, Sea cotiza a casi la mitad del múltiplo de Tencent. Grab, por su parte, se ve perjudicada por la excesiva valoración de 40.000 millones de dólares a la que salió a Bolsa mediante una fusión con una empresa cheque en blanco, SPAC, en 2021. A 4 veces las ventas, sigue teniendo un múltiplo dos veces superior al de Uber, lo que sugiere que los inversores al menos le dan cierto crédito por sus negocios de gran potencial, incluidos los de tecnología financiera. El próximo reto es reajustar las expectativas de los inversores para que las sorpresas positivas puedan brillar.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_