_
_
_
_
Breakingviews
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

El hundido jefe de Bayer deja alto el listón hídrico

Reducirá en un cuarto, en siete años, el agua usada por kilo de arroz cultivado

Werner Baumann, consejero delegado de Bayer.
Werner Baumann, consejero delegado de Bayer.Reuters

La salida a cámara lenta del CEO de Bayer, Werner Baumann, puede resultar dolorosa de ver. Normalmente, el jefe dimite en cuanto los accionistas activistas consiguen que se le sustituya. Pero hay un resquicio de esperanza en que la empresa le mantenga en el cargo unos meses. Baumann dio a conocer el martes una de las estrategias más ambiciosas del mundo empresarial en materia de seguridad hídrica.

Se ha comprometido a reducir en un cuarto, en un plazo de siete años, el agua utilizada por kilo de arroz cultivado. El impacto, si tiene éxito, será profundo. El arroz es el tercer cultivo más importante del mundo y representa el 43% de todas las extracciones de agua dulce para regadío. El cambio climático, la contaminación y el bombeo excesivo de aguas subterráneas están agravando el estrés hídrico en grandes productores como India.

Reducir uno de los ingredientes clave para el cultivo del cereal hará a los agricultores más resistentes a la caída de la disponibilidad de agua, e incluso les permitirá cultivar más, si hay tierra disponible. Aunque la empresa se ha visto envuelta recientemente en pleitos relacionados con Monsanto, adquirida bajo el mandato de Baumann, el proyecto del agua se basa en otras iniciativas similares de menor envergadura emprendidas por Bayer para ayudar a la agricultura a adaptarse al cambio climático. La empresa contribuyó a reducir casi a la mitad el consumo de agua en la industria algodonera australiana respecto a 1992.

Baumann también ha ordenado desarrollar una estrategia para asignar un valor adecuado al agua, de modo que este y otros parámetros, como la calidad del líquido, puedan tenerse en cuenta en las inversiones y en otras decisiones.

El CEO saliente ha hecho coincidir el anuncio con la Conferencia de la ONU sobre el Agua, que comienza esta semana en Nueva York, y fija un ambicioso estándar para otros asistentes corporativos, financieros y gubernamentales. Y es una forma de intentar cambiar su legado y establecer algunas credenciales ambientales después de que la desastrosa compra de Monsanto en 2018 enturbiara su mandato de siete años con acusaciones de que la empresa de herbicidas causaba cáncer.

Su nueva estrategia tiene un obstáculo potencial, sobre el que no tendrá control: si su sustituto, Bill Anderson, la mantendrá fluyendo.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_